Embozados atacan sede de gobierno de Guerrero

Medio hermano del depuesto alcalde José Luis Abarca Velázquez renuncia al ayuntamiento; al menos 25 colaboradores continúan.
Uno de los jóvenes encapuchados pasa frente a una de las unidades siniestradas.
Uno de los jóvenes encapuchados pasa frente a una de las unidades siniestradas. (Javier Ríos)

Guerrero

Por segunda ocasión, integrantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa atacaron el Palacio de Gobierno de Guerrero, donde incendiaron una docena de vehículos y apedrearon las oficinas.

Minutos después de las 17:30 horas, una veintena de autobuses con jóvenes embozados arribó a este punto para pintar consignas y exigir la presentación con vida de sus 43 compañeros.

Procedentes de la Normal Rural de Ayotzinapa, los inconformes volcaron y quemaron vehículos que interceptaron en un filtro colocado en el punto conocido como Tierras Prietas y resguardaron en la Normal.

Al llegar a Chilpancingo se dirigieron hacia la parte sur, tomando las vialidades del río Huacapa, para colocarse frente al Palacio de Gobierno, donde colocaron seis unidades en la entrada principal y tres a espaldas del edificio Acapulco, dentro del área del estacionamiento, y les prendieron fuego.

También apedrearon los ventanales del edificio y la entrada del auditorio José Joaquín de Herrera. Al abrirse paso hacia el auditorio ubicaron tres vehículos más, a dos les quebraron los cristales y al tercero lo volcaron; minutos después los normalistas se retiraron en autobuses y camionetas con dirección a su plantel, en el municipio de Tixtla.

Brigadistas de Protección Civil, bomberos municipales y del estado se trasladaron al lugar para sofocar el fuego, que controlaron 30 minutos después.

Entre los vehículos incendiados en la sede del Poder Ejecutivo local están autos oficiales del gobierno del Estado, repartidores de diferentes empresas y una camioneta de la Policía Federal.

El pasado 13 de octubre, estudiantes, maestros y padres de los normalistas desaparecidos incendiaron oficinas y destrozaron ventanales en el Palacio de Gobierno y en la sede del ayuntamiento para exigir la destitución del entonces gobernador, Ángel Aguirre Rivero.

40 DÍAS DESPUÉS

A más de 40 días de los hechos de violencia en Iguala, Guerrero, Rafael Abarca, medio hermano del depuesto alcalde José Luis Abarca Velázquez, renunció a su cargo como director de Reglamentos y Espectáculos de esta municipalidad.

Regidores refieren que al menos otras 25 personas que eran colaboradores cercanos al ex munícipe siguen en sus puestos en la administración perredista.

Aseguran que los funcionarios y familiares cercanos no han presentado su renuncia y siguen cobrando sus respectivos salarios cada quincena.

Luego de la captura del ex alcalde y su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa, muchos de sus colaboradores empezaron a faltar a sus labores. Desde el inicio del periodo de gobierno de Abarca Velázquez, entre los regidores hubo una serie de acusaciones por actos de nepotismo, atribuidos al alcalde y su esposa, entonces presidenta del DIF municipal.

Cálculos indican que por lo menos 30 personas, entre familiares del matrimonio Abarca Pineda, así como funcionarios de segundo y tercer grado, reciben salarios importantes.

Por ello, los regidores aseguraron que en cuanto llegue el alcalde que designe el Congreso estatal, pedirán un exhaustiva revisión a la nómina municipal.

“Vamos a pedir que se revise de manera muy detallada la nómina y que aquellos que hayan cobrado sin trabajar reintegren el dinero”, apuntaron.

:CLAVES

VERACRUZ Y CHIHUAHUA

El Movimiento Magisterial Popular de Veracruz bloqueó el puente Calzadas en Coatzacoalcos y advirtió que ampliarán las movilizaciones en otros accesos al puerto petrolero del sur.

Para manifestar su indignación y luto por los normalistas de Ayotzinapa, los docentes marcharon sobre la carretera Transítsmica y en el puerto de Veracruz.

En Chihuahua, un grupo de estudiantes se manifestó en el centro de Ciudad Juárez y tomó el crucero de las avenidas 16 de Septiembre y Juárez en rechazo del informe de la PGR.