"Duele hasta los huesos la pobreza de Gómez Palacio"

Oswaldo Santibáñez, candidato del PAN por el XI Distrito, dijo que es absurdo que otros postulantes hablen de pavimento y agua potable, lo que expone la ineficiencia de los gobiernos.
El candidato del PAN a la Diputación local por el XI Distrito de Durango, Oswaldo Santibáñez, subrayó la ineficiencia de los gobiernos del PRI.
l candidato del PAN a la Diputación local por el XI Distrito de Durango, Oswaldo Santibáñez, subrayó la ineficiencia de los gobiernos del PRI. (Aldo Cháirez)

Gómez Palacio, Durango

El candidato del PAN a la Diputación local por el XI Distrito de Durango, Oswaldo Santibáñez, dijo que "duele hasta los huesos salir y ver la pobreza en la periferia de Gómez Palacio".

Subrayó que es absurdo estar ofreciendo gestión para contar con pavimento y agua potable, en lugar de estar hablando de incubadoras para los jóvenes estudiantes que están a punto de egresar de las universidades.

"Así de grave está la situación y de ese tamaño la ineficiencia de los gobiernos del PRI, que nos obliga a estar hablando de temas que se supondrían superados, pero que lamentablemente son pan diario".

Santibáñez lamentó que Durango ocupe el quinto lugar Nacional en impunidad y cuenta con el 21% de personas en pobreza extrema.

"Como el caso del puente de la Lázaro Cárdenas, que lleva 5 años en construcción, o el destino de esta calle de la Universidad, la Canatlán que después de muchos años se pavimentó, pero con tan mala suerte que se abrirá de nuevo para introducir la nueva red de agua".

Para el candidato del PAN, hay dos cosas más que le molestan y que dijo se pueden arreglar, rescatar la autonomía de Gómez Palacio y dejar la tradición de que sea Durango quien impone directores y sub directores de departamento en la Presidencia Municipal.

Además, la captación de inversión de capitales, como sucede con la empresa que desea un desarrollo urbano en el norte de la ciudad y se la pasa esquivando la pedidera de papeles y de dinero de parte del Cabildo.

O la empresa de capital coreano, que quiso invertir 70 millones de dólares y se tuvo que ir a Torreón "porque aquí no hay reservas territoriales municipales y comprar a un particular para garantizar una inversión, no sale".