ENTREVISTA | POR MARCELA MORENO/ÁNGEL CARRILLO

José Rosas Aispuro Torres Candidato del PAN - PRD al gobierno de Durango

Dice que si los políticos no entienden que la sociedad está harta, no se deben lamentar el día de mañana si es la sociedad la que se anima a tomar decisiones más drásticas.

“Debemos de trabajar con la sociedad y ella me puede reclamar”

José Rosas Aisupuro Torres, candidato del PAN - PRD al gobierno de Durango.
José Rosas Aisupuro Torres, candidato del PAN - PRD al gobierno de Durango. (Multimedios Televisión)

Durango

En entrevista con Marcela Moreno y Ángel Carrillo en el programa 'Cambios', de Multimedios Televisión, de visita en la casa de José Rosas Aispuro Torres, candidato de la alianza PAN-PRD por la gubernatura de Durango, se abordó su experiencia a lo largo de la campaña.

Reiteró su compromiso con La Laguna y los habitantes del Estado de Durango en general.

¿Cómo ha sido la evolución de su campaña desde el inicio hace aproximadamente 50 días hasta este momento? ¿Qué aprendió? ¿Qué entendió? ¿Qué no entendió?

Me dejó muchas lecciones. Fue una campaña muy intensa comparada con la de hace seis años, esta vez fueron 60 días, hace seis años 80 y eso nos llevó a optimizar el tiempo, para ver cómo acercarnos lo más posible con los ciudadanos.

Hoy la lección que me deja esto es que Durango siendo un Estado con tanta riqueza natural, lamentablemente es un Estado que tiene un rezago enorme.

"No voy a ser un gobernador que sólo va en campaña o que ya como gobernador voy a un evento o a una comida y luego ya me regreso, no, voy a vivir literalmente parte del tiempo allá".

He caminado durante 25 años este Estado y lamentablemente veo que Durango sigue igual, nos salimos del primer cuadro de la capital y el resto del Estado está abandonado.

La lectura que me deja esto es que lo que tenemos que hacer es trabajar con la sociedad y más allá de las confrontaciones políticas, lo que yo creo que hoy Durango, La Laguna y todo el Estado, requiere de un trabajo en armonía, un trabajo en el que cada quien haga la parte que le corresponde.

Me llama la atención un comentario que hizo en algún momento un miembro de otro partido político, pero para no caer en confrontaciones nada más voy a señalar lo que dijo: “Menos mal que una persona ganara 800 pesos a la semana para medio cubrir algunas actividades que tiene que cubrir, servicios básicos, educación, ocio, alimentación, con 800 pesos”. ¿Cómo es que se distancían tanto los partidos políticos de los ciudadanos?

En parte ha sido la falta de una mayor participación ciudadana, si la ciudadanía exige, no habría tantos políticos que le hubiesen fallado a este país, a este Estado, en cada municipio.

La política, de veras hay que revalorarla y la única manera de hacerlo es teniendo más acercamiento a los ciudadanos.

Para entender cómo viven hay que ir a cada colonia, a cada ejido y ver cómo vive una gente efectivamente con 700 u 800 pesos, en el mejor de los casos por semana, con una familia que tiene más de cuatro o cinco miembros.

Cómo pensamos que va a vivir con una calidad de vida que le permita sacar adelante a sus hijos, la verdad que no, entonces yo creo que hoy si los partidos, si los políticos no entendemos que la sociedad está harta, pues no nos lamentemos si el día de mañana la sociedad toma decisiones mucho más drásticas.

Hoy no tenemos, nunca hemos tenido, derecho de fallarle a la gente, pero me queda muy claro la gran responsabilidad que voy a tener que asumir como gobernador de este Estado, sabiendo y conociendo las necesidades.

Usted habla de esta participación ciudadana o del acompañamiento que la ciudadanía debería ejercer a los gobernadores, ¿cómo es la sociedad duranguense? ¿Acompañaría?

La exigencia o la percepción que veo en la gente es que dicen “Le vamos a dar nuestro apoyo pero no nos vaya a fallar”, esa es la constante de la gente, pero también hay otra: hoy, a diferencia de otros procesos electorales, la gente está pidiendo el cambio.

Las redes sociales y los mismos medios han hecho llegar más información a la sociedad y está más informada de lo que uno pudiese pensar.

Hay gente que vive en los lugares más alejados y te exige, te reclama con argumentos.

Hoy hay una sociedad más exigente y yo lo que espero es que eso se traduzca también en una mayor participación de la ciudadanía, para que no dejemos que un gobierno municipal, que el gobierno estatal y los representantes populares, o sea los diputados y los senadores, no hagan las cosas sin tomar en cuenta el verdadero sentir. Ya ni se puede legislar sin escuchar a la gente ni se puede gobernar sin escuchar el sentir ciudadano.

¿Qué pasa con los políticos que durante la campaña escuchan a los ciudadanos y después cuando son gobernantes se alejan de la ciudadanía?

Ese tipo de actitudes son las que nos llevó a alejarnos de la sociedad, por eso hoy ya no tolera. Claro que cualquiera de los ciudadanos me podrá exigir o reclamar cuando no esté cumpliendo, esto es lo que tenemos que hacer: acercarnos más a la sociedad, por eso yo he planteado que en el gobierno además de crear la fiscalía anticorrupción, forme un consejo ciudadano que sea el que le dé el seguimiento a las acciones del gobierno.

A veces la sociedad no cree en las instituciones, hay que reconocerlo, porque han fallado y no porque las instituciones estén mal diseñadas, sino porque las personas hemos distorsionado a esas instituciones. Voy a crear ese consejo que permita que estén evaluando la efi cacia de las políticas públicas.

¿Ya tiene los perfiles?

Tengo el perfil, no el nombre. El tema de desarrollo económico va a ser uno de los asuntos en los que voy a poner más interés.

Durango lo que necesita es que haya un gobierno pro empresarial, o sea, que ayude a los empresarios y que genere las condiciones para que haya inversión y en Durango de veras tenemos.

No es un discurso, lo digo porque estoy convencido: la ubicación que tiene La Laguna y que tiene en general Durango, es la mejor de todo el país.

Por la conectividad que tenemos ¿Qué nos falta? Sólo el puerto de altura de Mazatlán y pasando la elección, así como me voy a reunir con el gobernador de Coahuila, lo voy a hacer también con el gobernador de Sinaloa, voy a buscar que tengamos algún encuentro con los gobernadores de la parte norte del país para buscar con el gobierno federal del presidente Peña, que nos ayuden a buscar que esa inversión se dé.

Me queda claro que ahorita no hay recursos públicos para una inversión de esta naturaleza pero sí a través de las asociaciones públicoprivadas de una nueva figura jurídica que se creó que permite que los particulares puedan invertir.

Ahí y yo no tengo la menor duda de que hay muchos interesados, no sólo empresarios nacionales sino extranjeros y si logramos hacer el puerto de altura en Mazatlán, esta región va a ser la que tendrá el mayor desarrollo económico y La Laguna estará destinada a ser deberás el polo de desarrollo económico más importante del norte del país.

Seguramente usted conoce a empresarios de Torreón que tienen sus empresas en Gómez Palacio, debido a esta colindancia que tenemos.

Sí, por eso he señalado que tenemos que tener un proyecto de desarrollo regional. Por eso voy a buscar al gobernador Moreira para hacer un proyecto donde resolvamos el problema del agua, del transporte que ellos ya han iniciado y yo voy a continuar no sólo a Gómez sino hasta Lerdo. Igual en materia de seguridad.

Hay muchos temas que se tiene que tratar de manera conjunta, a La Laguna hay que tratarle como tal, no como si fuese parte de dos entidades, sino como una sola región.

Se lo comento porque hay empresarios que se han querido reunir con todos los candidatos, presentarles propuestas específicas, pero pues son de Torreón. Me he reunido con muchos empresarios que viven en Torreón, pero tiene sus intereses en Gómez o en Lerdo.

"He caminado durante 25 años este Estado y lamentablemente veo que Durango sigue igual, nos salimos del primer cuadro de la capital y el resto del Estado está abandonado".

Con ellos he platicado estos temas, les he dicho que tengan la seguridad de que a partir del día 6 de junio los voy a buscar nuevamente para ver cómo de manera específica vamos a ir viendo qué partes del desarrollo económico tenemos que impulsar.

Nos queda claro que la vocación de La Laguna es la cuestión agropecuaria e industrial y dentro de eso los insumos más importantes el agua, el gas natural, que tenemos que hacer que ese proyecto realmente pueda llegar a todas las empresas para poder ser más competitivos.

La generación de energía eléctrica con los esquemas tradicionales no nos da para competir frente a los Estados Unidos, ellos tienen un 25 por ciento menos del costo de la energía.

El tema o el concepto de Zona Metropolitana, ¿Qué tanto le hace clic a José Rosas Aispuro?

Estoy totalmente de acuerdo con ello, por eso he insistido que voy a trabajar en un proyecto de manera conjunta con el gobernador de Coahuila para que los recursos del fondo metropolitano los utilicemos para atender las necesidades de la región en donde voy a tomar en cuenta a los ayuntamientos.

¿Le importa más La Laguna que el resto del Estado?

La Laguna tiene una importancia económica pero no tiene las condiciones de otras regiones del Estado o del país. Voy a ser un gobernador que sí le voy a cumplir a La Laguna, no los voy a engañar, voy estar muy cerca.

Mi esposa y yo vamos a vivir unos días de la semana ya en el gobierno en La Laguna, necesitamos hacer vida social con la gente de La Laguna para poder entender de una mejor manera las inquietudes que tienen, no voy a ser un gobernador que sólo va en campaña o que ya como gobernador voy a un evento o a una comida y luego ya me regreso, no, voy a vivir literalmente parte del tiempo allá.

Los laguneros son muy directos…

Voy a escuchar a la gente, lo he dicho, que más que hablar yo como gobernador, voy a escuchar a la gente, porque escuchándolos vamos a poder tomar las mejores decisiones.

Voy a escuchar a todos los sectores y desde luego tenemos que entender qué necesidades tiene la gente que vive en las colonias, en los sectores donde los servicios que se tienen son de muy baja calidad, el servicio de agua en pésima calidad, no sólo en cantidad sino en calidad.