Rosas Aispuro listo para revertir la guerra sucia

El candidato del PAN - PRD al gobierno de Durango, dijo que no caerá en descalificaciones como hasta el momento y durante la campaña que comienza el 3 de abril no se den este tipo de incidentes.
José Aispuro Torres, gobernador de Durango, desconoce adeudo con Lerdo por 13 mdp.
José Rosas Aispuro, candidato del PAN - PRD al gobierno de Durango. (Aldo Cháirez)

Durango

Para el candidato al gobierno de Durango en la coalición PAN - PRD, José Rosas Aispuro Torres, el inicio de la guerra sucia en su contra se revertirá, como ya ha sucedido en otros momentos del proceso electoral que comenzó en octubre del año pasado.

Dijo que no caerá en descalificaciones como hasta el momento y espera que durante la campaña que comienza el 3 de abril no se den este tipo de incidentes.

"Se hace un trabajo de parte del partido y en este caso no sólo del mío, sino del de la Revolución Democrática".

"Espero que la guerra sucia la dejen de lado, creo que los ciudadanos esperan que los ciudadanos quieren. No voy a perder el tiempo en guerra sucia, para los que han tratado de generarme una guerra sucia se les ha revertido".

"Mi único compromiso una vez que comience la campaña, es decirle a los duranguenses lo que se propone".

Por lo que respecta al tema de la salida de la ex alcaldesa de Nombre de Dios, Nancy Vázquez, dijo que una persona no es un partido y no hay divisionismo dentro del PAN.

"Hay unidad en lo fundamental, no hay una acción monolítica que todo mundo piense de una misma manera, no. Hay libertad para que cada quien piense de manera distinta, pero hay un compromiso de trabajar por un objetivo".

Finalmente comentó que por los que respecta a la selección de los candidatos a alcaldes y a diputados, lo que se busca es que sean los perfiles con mejores posibilidad de ganar y hacer una competencia eficaz.

"Se hace un trabajo de parte del partido y en este caso no sólo del mío, sino del de la Revolución Democrática, para lograr que haya los mejores perfiles, gente que no solo tenga una aceptación en el interior de los partidos, sino que tenga una aceptación en la ciudadanía".