Pide Jorge Herrera campañas de civilidad y respeto

Ante las denuncias de secuestros, retención ilegal y hasta agresiones contra menores, el Gobernador de Durango solicitó a los candidatos realizar su proselitismo, sin agraviar a sus contrincantes.
Jorge Herrera Caldera, Gobernador de Durango, pidió a los candidatos hacer campañas políticas con respeto.
Jorge Herrera Caldera, Gobernador de Durango, pidió a los candidatos hacer campañas políticas con respeto. (Silvia Ayala)

Durango, Durango

Un llamado a los partidos políticos y candidatos, a llevar unas campañas de respeto y civilidad, fue el que hizo el Gobernador de Durango, Jorge Herrera, luego de que el fin de semana salieran al público declaraciones y señalamientos sobre secuestros, retención ilegal y hasta agresiones contra menores.

La preocupación es que el clima del proceso vaya subiendo de tono y pueda llegar a una desestabilización, que ponga en riesgo las elecciones.

"Desde un principio hemos llamado a la civilidad, mi responsabilidad como gobernador es hacer que este proceso sea en cumplimiento de la ley y exhorto a los partidos políticos, a los candidatos, para que todo sea en el marco de la ley".

"Tenemos que trabajar todos para que sea una campaña limpia y apegada a derecho, con transparencia y que todos podamos salir a votar con tranquilidad".

Agregó que el proceso debe ser de propuestas y no de descalificaciones.

"Es necesario que reine la prudencia, es importante, porque la gente está cansada de pleitos y descalificaciones".

De esta manera se expreso el gobernador Jorge Herrera sobre los últimos hechos registrados en esta entidad, luego de que la candidata del PAN-PRD, Mar Grecia Oliva, señalara que sus padres fueron retenidos en una población cercana a la capital (Praxedis Guerrero).

Al mismo tiempo en que una madre de familia interpuso una denuncia contra quien resulte responsable, por la agresión sufrida, al parecer, por brigadistas de la alianza a la que pertenece la candidata Mar Grecia.

De ahí que el gobernador insistió en llevar unas elecciones tranquilas, de civilidad, de respeto, para que la ciudadanía pueda decidir de manera libre y tranquila a quien entregará su voto el próximo 5 de junio.