Desde niño fue líder: papás de Esteban Villegas

Mireya Villarreal Vargas y don Alejandro Villegas Arce señalan que el candidato del PRI al gobierno de Durango, es un hombre noble, listo para ayudar a su Estado con valores de igualdad e integridad.
Mireya Villarreal Vargas y don Alejandro Villegas, papás del candidato del PRI al gobierno de Durango, Esteban Villegas.
Mireya Villarreal Vargas y don Alejandro Villegas, papás del candidato del PRI al gobierno de Durango, Esteban Villegas. (Especial)

Rodeo, Durango

En un acto más de campaña que va entrando en su recta final, es Rodeo, tierra de gente de campo, ganaderos y agricultores que conviven en la productividad casi en familia, pues todos se conocen, incluso de los pueblos vecinos.

No varían mucho ni los climas, ni lo afable de su gente entre el pueblo de Nazas y los de Rodeo, son vecinos.

Sin embargo, se distingue a una señora de tez blanca con la camiseta de campaña con logos del PRI y de Esteban, muy sonriente de pelo corto castaño, que platica, sugiere y es rodeada por algunas de las organizadoras al mitin celebrado a un lado de la clínica del ISSSTE.

"Yo les diría nuevamente que confíen en él, es un individuo que va a luchar mucho por Durango, lo trae en la sangre el servir y nosotros estaremos al pendiente de que mantenga esos valores de igualdad, de integridad".

Ya en el desarrollo del evento y al tocarle hablar al candidato a la gubernatura por la alianza PRI-PVEM-PANAL-PD, da comienzo a su discurso agradeciendo la asistencia de la militancia, pero en especial da la bienvenida a dos personas que son especiales en su vida y a quienes les debe todo: sus padres, doña Mireya Villarreal Vargas, la señora sonriente y don Alejandro Villegas Arce, recibiendo el aplauso de la asistencia.

Ella huérfana de madre y padre a los cinco años de edad, tuvo que migrar a Estados Unidos en su juventud. Él Ingeniero egresado del Instituto Politécnico Nacional y docente.

Ambos atienden el negocio que ella comenzó hace 30 años, una mercería, del cual salió para darles escuela a sus hijos.

En entrevista para Milenio recuerdan con entusiasmo a su hijo pequeño que siempre mostró liderazgo, ese liderazgo que no sólo lo fue en lo social, sino también en lo religioso, al ser parte el grupo del coro de la iglesia de su natal San Juan del Río, tierra que vio nacer al general Pancho Villa.

Nació el 21 de diciembre de 1976 en el municipio de San Juan del Rio, Durango, estudió la carrera de Médico Cirujano en la Universidad Juárez del Estado de Durango, donde además fue presidente de la Sociedad de Alumnos de la Facultad de Medicina y presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios.

De ahí el muchacho inquieto que amó la declamación, la música y el canto y de quien se entiende el porqué una de sus canciones preferidas es "Sin Fortuna", que hizo famosa Gerardo Reyes.

Ejerció ese liderazgo nato hasta que fue invitado durante el sexenio de Ismael Hernández Deras a participar en política, actividad que lo llevó a integrarse a la extinto Frente Juvenil Revolucionario.

De ahí a ser dirigente estatal de la CNOP, diputado local, luego presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, Secretario de Salud, presidente Municipal de Durango y hoy candidato a la gubernatura.

¿Cómo era Esteban Villegas desde chico?
Era muy inquieto, toda la vida lo fue y siempre fue como líder del grupo y empezaba así con los compañeros, pues fue creciendo en eso que le gustaba andar en todos lados, participaba en muchas cosas, pues andaba en la danza, en la poesía, en futbol y a todo le hacía, en la cantada sobre todo, pues era algo que le gustaba desde chico, relata doña Mireya.

A lo que don Alejandro agrega: Siempre le gustó la cantada, pero además siempre tuvo liderazgo para todo y no porque él lo quisiera o lo buscara, siempre lo elegían y sus compañeros lo acogían muy bien a él.

Inclusive ustedes saben que después estuvo en la cantada muchos años y ahí en el Teatro del Pueblo estuvo cubriendo muchos años, que era la callejoneada y ahí hacían eventos y los llevaban por toda la República.

En su toma de protesta, ella fue la primera en acercarse a felicitarlo y le dijo esto, según relata: Le dije que se portara bien, que fuera humilde, que nunca olvidara su origen, que nosotros siempre le dijimos que no le podíamos dar o dejar herencia de dinero, pero lo que sí le podíamos dejar era el prestigio que nosotros le inculcamos, que siempre fuera de buenos sentimientos y siempre hiciera bien las cosas.

¿Qué le dirían a los duranguenses de su hijo Esteban?

Ambos atienden el negocio que ella comenzó hace 30 años, una mercería, del cual salió para darles escuela a sus hijos.


Que confíen en él. Es un individuo que realmente trae la camiseta puesta por Durango, porque es un individuo que quiere a Durango, que quiere a la familia, que quiere al pueblo, dijo Alejandro Villegas.

Doña Mireya no se quedó atrás y compartió: Es muy noble, me asombra su grado de nobleza y de buenos sentimientos. Le voy a contar una anécdota.

Es una ocasión llegó a casa sin zapatos, donde un compañero con el que estudiaba Medicina en un convivio comenzó a decirle que le gustaban mucho sus botas y que él nunca en su vida iba a poder comprar unas y Esteban le dijo ¡Mídetelas!, por lo que se las puso y se las regaló y él llego descalzo.

Otro ejemplos es que a muchos de sus compañeros se desesperaban durante la carrera y estuvieron a punto de abandonar los estudios por la falta de recursos y él hablaba con ellos y les motivaba a que continuaran, que le echaran ganas y juntos saldrían adelante, por lo que en ocasiones los invitaba a comer o si él podía con un poquito más de dinero, les ayudaba con algo.

¿A unos días de la elección del 5 de junio, que mensaje les darían a los electores?

Yo les diría nuevamente que confíen en él, es un individuo que va a luchar mucho por Durango, lo trae en la sangre el servir y nosotros estaremos al pendiente de que mantenga esos valores de igualdad, de integridad y todos los valores familiares que son muy fuertes para él, comentó Alejandro Villegas.

Yo les pediría que confíen en él, que nos den su voto, no les vamos a fallas y les decimos que estaremos a la disposición de la gente, si alguna gente no pudiera verlo ya siendo gobernador, nosotros vamos a estar en San Juan del Río apoyando a toda la gente que podamos, dijo doña Mireya.