No soy operadora política, soy compañera: Barrantes

Elvira es la esposa del candidato del PAN - PRD al gobierno de Durango, José Rosas Aispuro. Asegura que es un hombre noble, con experiencia y bueno.
Elvira Barrantes, esposa del candidato del PAN - PRD al gobierno de Durango, José Rosas Aispuro.
Elvira Barrantes, esposa del candidato del PAN - PRD al gobierno de Durango, José Rosas Aispuro. (Multimedios Televisión)

Durango

Elvira Barrantes, esposa de José Rosas Aispuro, explicó que su esposo, candidato de la alianza PAN-PRD a la gubernatura de Durango, es un hombre acostumbrado a imponerse retos, y sobre todo, a cumplirlos. 

“Primero que nada, es un hombre con mucha disciplina, con mucho trabajo, un hombre muy noble, un hombre con una gran experiencia en la vida legislativa, en el ejercicio del trabajo de la política, sobre todo, la mayor de sus cualidades, es que es un hombre bueno y yo creo que a Durango le urge un hombre bueno”.

"Cuando tienes tantos años de casada, treinta años vamos a cumplir nosotros, con una simple mirada, un simple pestañeo, ya sabes que tiene, un movimiento de nariz o de boca y ya”.

Además de esto, definió a su marido como un hombre firme e incorruptible, de una disciplina y voluntad férrea para alcanzar sus metas siendo, de esta manera, la escuela primaria su primera gran meta, “por su origen esta fue una gran meta”, de ahí su secundaria, preparatoria, su carrera profesional, su especialidad, su maestría, doctorado y cada uno de los puestos que ha tenido dentro del gobierno.

Marcela Moreno destacó su papel como la verdadera operadora de las campañas de su esposo, ante lo cual recordó que ella fue solamente quien lo acompañó y destacó que poco a poco, con el tiempo, se fue dando cuenta de que hay huecos y “que si estás preparada profesionalmente y tienes la confianza de tu pareja, puedes irlos llenando”.

Así pues, empezó a ayudarlo con los números, pues es contadora, y luego al entrar al mundo de las campañas electorales, hasta que se dio cuenta de que hay un hueco en lo que se puede aportar algo.

“No soy operadora, creo que hemos crecido en equipo, tenemos a mucha gente con nosotros. Le decía precisamente que es impresionante el monto de gente que nos está ayudando y que realmente no reciben apoyo de nada. Vas creciendo en equipo, en afectos y profesionalmente, porque la gente cree en lo que hace”, detalló.

“Cuando trabajas para todos y la consigna es haz el bien sin mirar a quién. Sí se puede y es no fi jarse en los colores, haciendo que rinda el recurso, dando esperanza a la gente”.