“Más confianza ciudadana en árbitros, no en partidos”

Campañas cortas, reguladas, efectivas y menos onerosas obligan a candidatos a tener un acercamiento real con la gente
Analista político Edgar Salinas.
Analista político Edgar Salinas. (Manuel Guadarrama)

Gómez Palacio, Durango

Adecir del analista político y colaborador de Milenio, Edgar Salinas, los órganos electorales están cumpliendo su función de imparcialidad en el quehacer de la vigilancia de las contiendas.

Sostuvo que en ello las leyes y normas que se han fijado son confiables ante la sociedad, pero sigue sin creer en los partidos políticos, que aprovechan cualquier laguna o coyuntura de ley para vulnerarla y cometer abusos.

Algunos partidos y sus candidatos se acompañan de un presunto competidor en la precampaña para hacerse publicidad y hacer lograr una extensión de campaña, lo cual es legal, pero no es moral.

Manifestó que con todo ello, los procesos electorales hoy son más competidos, menos onerosos en sus gastos y comprometidos, ya que obligan a los candidatos a tener un real acercamiento con quienes pretende gobernar en el Estado o en sus municipios, lo mismo de aquellos que en el legislativo.

Refirió que ante lo acotado y vigilados que están los tiempos electorales para la difusión, algunos partidos y sus candidatos recurren a las rendijas que les permite la ley y se acompañan de un presunto competidor en la precampaña para hacerse publicidad y hacer lograr una extensión de campaña, lo cual es legal, pero no es moral.

Sin embargo, dijo que los esquemas de hoy tanto del Instituto Nacional Electoral como de los organismos electorales locales asumen permite tener un mayor control de los espacios publicitarios, al ser estos quienes los contratan para ofrecer un "piso parejo", en función de los recursos que le corresponden a cada partido, que también se asigna en apego al número de votos obtenido en su última elección.

Aunado a la fórmula que aplican, da la posibilidad de todos los partidos para acceder a medios y un tercer punto es evitar gastos onerosos a los que incurrían cuando las campañas eran muy prolongadas.

Otro factor que ahora se considera es el tamaño de las poblaciones, de ahí que la duración de las campañas son en función del número de habitantes de cada municipio, como lo serán en este caso en Durango capital, Gómez Palacio y Lerdo o como lo fueron en Michoacán en los municipios de Morelia, Lázaro Cárdenas y Uruapan.

Edgar Salinas sostuvo que hoy por hoy los procesos electorales están regulados de manera estricta para reducir costos, para proteger pisos básicos y comunes para los partidos políticos y está considerando a la infraestructura con que cuenta el país, la cual facilita la comunicación física como digital y de comunicación masiva para llegar al objetivo: los votantes.