El Estado perderá autoridad con leyes energéticas: Aureoles

El diputado perredista advirtió que la aprobación de las iniciativas de legislación secundaria en materia energética provocaría la pérdida de la rectoría del Estado mexicano sobre los hidrocarburos.
Silvano Aureoles, coordinador del PRD en la Cámara de Diputados.
Silvano Aureoles, coordinador del PRD en la Cámara de Diputados. (Tomada de Twitter / @Foto_Silvano)

Ciudad de México

El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, advirtió que la aprobación de las iniciativas de legislación secundaria en materia energética provocaría la pérdida del control y de la rectoría del Estado mexicano sobre los hidrocarburos.

“Lo que hoy se está planteado en estas iniciativas son esquemas muy laxos, donde el Estado mexicano ya perdió la autoridad, en términos jurídicos y políticos, sobre los hidrocarburos y la industria eléctrica”, puntualizó.

Por separado, el líder parlamentario de Movimiento Ciudadano, Ricardo Monreal, denunció la intención de “repsolizar” a Pemex hasta convertir la empresa en un mal negocio público para la nación y un buen negocio privado para unos cuantos.

Recordó que el director general de Pemex, Emilio Lozoya, argumentó una baja rentabilidad para las finanzas de la paraestatal y diferencias con las prácticas corporativas de Repsol para vender la participación mexicana en la empresa española.

Así, “lo que vivió Pemex con Repsol es nada comparado con lo que le espera cuando se asocie con cualquiera de los tiburones que están listos para entrar al mar patrimonial mexicano para extraer hidrocarburos en aguas profundas”, alertó Monreal.

Aureoles sostuvo al respecto que el PRD ha encendido los focos rojos en dos temas de las leyes secundarias en materia energética: los litigios internacionales en materia petrolera y el uso eficiente del fondo petrolero para la estabilización y el desarrollo.

Paralelamente, indicó, los legisladores y la dirigencia perredista preparan ya una intensa campaña de recolección de firmas para pedir una consulta popular sobre la reforma energética.

Confió en la capacidad de su partido y la disposición de los ciudadanos para rebasar el número de adhesiones requeridas por ley, e insistió en que la consulta popular tiene toda la base jurídica para prosperar.

“No estamos en contra de que el país prospere y tenga desarrollo, sino consideramos que la modernización es posible sin necesidad de entregar los recursos a manos extranjeras y privadas”, remató el también presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados.