“Adónde le pico a esta madre” [Crónica]

Jaime Rodríguez Calderón rompió el protocolo y aprovechó la cabalgata para celebrar el inicio de su gobierno para tomarse 'selfies' con sus simpatizantes.
Participaron más de 400 jinetes.
Participaron más de 400 jinetes. (Reuters)

Monterrey

Contrario a las críticas de egolatría realizadas a los diversos funcionarios de la localidad, Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, gobernador de Nuevo León, aprovechó la cabalgata de este domingo para darse su baño de pueblo con la comunidad que asistió desde temprana hora al Parque Fundidora para celebrar el inicio de la administración independiente.

Poco más de 400 jinetes se dieron cita desde las 8:30 horas de ayer en la parte baja del Puente del Papa para recorrer desde ahí los 4.2 kilómetros que marcan hasta el acceso 7 del Parque Fundidora sobre Constitución.

Dadas las malas condiciones climáticas, el contingente de jinetes se vio en la necesidad de retrasar su salida por un periodo de 20 minutos, ya que la logística marcaba salir a las 10 horas.

En un lapso de 45 minutos los particpantes en la cabalgata llegaron al acceso 7, lugar en el que ya los esperaba el nuevo gobernador de Nuevo León, con otra decena de caballos.

Montado en Tornado y con la sonrisa de oreja a oreja, El Bronco emprendió su recorrido al interior del Parque Fundidora, rumbo a la Arena Monterrey, donde miles de simpatizantes lo esperaban para escuchar su discurso.

Rodríguez aprovechó un receso de cinco minutos para dar descanso a los equinos y tomarse selfies con los participantes.

"Adónde le pico a esta madre", dijo el gobernador al no saber el uso de esos aparatos.

Al reanudar el recorrido, El Bronco era acompañado por el sacerdote y activista Alejandro Solalinde; Manuel de la O Cavazos, próximo secretario de Salud, e Hipólito Mora, líder de las autodefensas en Michoacán, así como Roberto Sandoval, gobernador priista de Nayarit.

"Son mis amigos y desearon venir a acompañarme a los festejos de mi primer día como gobernador de Nuevo León, y yo les agradezco que estén aquí viviendo este momento histórico en el país", señaló Rodríguez.

Al filo de las 12:15 horas, El Bronco terminó su recorrido a las espaldas de la Arena Monterrey, lugar en el que permaneció por espacio de 30 minutos para saludar y agradecer a quienes asistieron a su cabalgata, que dicho sea de paso, en Fundidora se incrementó a mil 500 el número de jinetes que participaron.

Minutos antes de entrar a la Arena Monterrey, El Bronco se salió de los barandales de seguridad para tomarse fotos con un grupo de motociclistas que solicitaban su atención y aprovechó para subirse a una de sus vehículos.

Lo anterior originó desorden debido a la cantidad de personas que deseaban tomarse la foto con el gobernador independiente y de paso generó empujones entre los representantes de los medios de comunicación que cubrieron el acto.

"Espérense, ahorita los atiendo a ustedes", dijo El Bronco a los periodistas.

El recorrido de la cabalgata finalizó a las 12:30 horas, cuando El Bronco concluyó con un mensaje de agradecimiento a la ciudadanía por haber acudido al llamado de una nueva era de Nuevo León, la cual consideró histórica al ser el primer mandatario estatal sin militancia partidista.