Quieren los padres 'revisar' cuarteles más allá de Iguala

Familiares de los normalistas desaparecidos harán una lista de los lugares que intentarán visitar; el gobierno definirá con ellos cómo será el ingreso.

México y Guerrero

En el país hay más de 400 instalaciones de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), entre las que destacan 12 Regiones Militares integradas por 46 Zonas, lugares donde los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos pretenden que se les autorice la entrada para buscar a sus hijos.

El pasado martes, en un hecho inédito, el gobierno federal aceptó abrir las puertas de los cuarteles de Guerrero para que las familias de los estudiantes comprueben que sus hijos no fueron agredidos por el Ejército y mucho menos cremados en sus instalaciones, como señalan algunas versiones.

Los padres, al conocer la noticia de que su petición fue autorizada, decidieron que su búsqueda no solo la llevarán a cabo en Guerrero, sino también a otras regiones de México.

Para lograr su cometido, los deudos elaborarán una lista de los cuarteles que intentarán revisar, por lo que esperan que esta nueva solicitud sea autorizada por el gobierno federal.

Funcionarios federales dijeron que una vez que los padres de los 43 normalistas acuerden el día y la hora en que desean entrar a los cuarteles, particularmente de Guerrero, se tiene contemplado que primero se establezcan reuniones de trabajo con ellos para definir cómo será su ingreso.

Las reuniones, abundaron, van a ser coordinadas por la Secretaría de Gobernación (Segob) y por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), además de que habrá presencia de otras autoridades que vienen colaborando en la búsqueda de los jóvenes, como la Procuraduría General de la República y la Comisión Nacional de Seguridad.

Explicaron que en Guerrero se localizan el 27 Batallón de Infantería, en Iguala, además de la 35 zona, en Chilpancingo, y el cuartel general de la Novena Región Militar, en Cumbres de Llano Largo.

Sin embargo, los funcionarios federales manifestaron que también se prevé que por razones de seguridad nacional habrá restricciones para entrar a otras instalaciones "sensibles" que tiene la institución castrense.

Emplazamientos

Las 46 Zonas Militares se integran con organismos del Ejército y Fuerza Aérea que se encuentran dentro de su jurisdicción. Están organizados de la siguiente manera: 110 batallones de infantería; 24 compañías de infantería no encuadradas; 25 regimientos de caballería motorizado; nueve regimientos de artillería y ocho grupos de morteros de calibre 81.

Asimismo, cuenta con seis grupos de cañones de calibre 105; nueve regimientos blindados de reconocimiento; ocho regimientos mecanizados; siete batallones de ingenieros de combate; tres batallones de fusileros paracaidistas y 15 guarniciones militares.

Respecto a la Fuerza Aérea, ésta se encuentra organizada en cuatro Regiones Aéreas, de las cuales se integran con 18 bases aéreas que comprenden 25 escuadrones aéreos.

Además, la Sedena tiene otras oficinas administrativas, con lo que suman más de 400 instalaciones militares en el país.

"No fue gratuita"

Felipe de la Cruz, vocero de los padres, dijo que "no fue gratuita" la determinación de abrir los cuarteles del Ejército para verificar si los jóvenes se encuentran ahí.

Comentó que el compromiso alcanzado el martes en la Ciudad de México (durante la reunión que se celebró en la PGR y donde estuvo presente el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong) tiene mucho de positivo, aunque todavía se debe esperar a que se cumpla.

"Nosotros vamos a avisar de manera organizada cuándo entramos y a qué cuartel lo hacemos; ellos (los papás) buscarán la autorización y lo van a gestionar", apuntó.

Aseguró que la posible apertura de los cuarteles no es resultado de una concesión voluntaria: "No fue gratis, sabemos que todo tiene un costo y lo pagamos; tenemos compañeros muy lastimados, como es el caso de un compañero que está por perder un ojo con la piedra que le pagaron".

Felipe se refirió al caso de Omar García, quien el pasado lunes fue alcanzado por una piedra en el ojo derecho, lo que propició que se le hospitalizara de inmediato, luego de la gresca que se suscitó por intentar ingresar al cuartel militar de Iguala.

De los cuarteles que se van a revisar, anticipó que el de Iguala será el menos indicado, ya que tienen la certeza de que ya sacaron de ahí a los estudiantes.

Mencionó que ya eligieron algunos cuarteles que desean revisar, aunque la relación se dará a conocer con poco margen de tiempo, para que no haya tiempo suficiente para que los escondan o saquen hacia otros sitios.

Felipe de la Cruz lamentó que la Procuraduría General de la República se niegue a tomar las declaraciones que involucran a personal del Ejército mexicano en los sucesos de violencia del 26 y 27 de septiembre pasado, en Iguala.

De acuerdo al vocero de las familias, la PGR no tiene en estos momentos alguna declaración que involucre en los ataques a personal de la Secretaría de la Defensa Nacional.

"Solo ha tomado en actas las declaraciones de los asesinos, no el testimonio de los estudiantes, que recuerdan bien claro que los militares los desalojaron de la clínica en que acudieron a pedir la atención", declaró.

En consecuencia, dijo que hay un reclamo directo hacia la PGR, en el sentido de por qué razón se omite dicha declaración, ya que eso desmentiría la supuesta inexistencia de señalamientos contra el personal de las fuerzas castrenses.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]