Ebrard, muchos amagos, pocas razones: Navarrete

Mediante una carta alega que la dirigencia nacional aceptó el veto impuesto por Mancera; hoy, Movimiento Ciudadano lo presenta como candidato a diputado federal plurinominal.
Afirma que, durante su militancia de 10 años, enarboló todas sus causas y visitó 26 entidades.
Afirma que, durante su militancia de 10 años, enarboló todas sus causas y visitó 26 entidades. (Javier Ríos/Archivo)

México

El presidente nacional del PRD, Carlos Navarrete, aseguró que la renuncia de Marcelo Ebrard al partido es la “crónica de una renuncia largamente anunciada”, pues fueron “muchos anuncios, muchos amagos, pocas razones”.

Destacó que la salida del ex jefe de Gobierno se dio después de que no obtuvo una candidatura como diputado plurinominal, aunque consideró que es una “decisión respetable” pese a que el “ingrediente principal es el interés personal antes que el del partido y el del país”.

“En reiteradas ocasiones Marcelo manifestó su desacuerdo con el papel del partido como impulsor de las reformas progresistas que nuestro país ha demandado por décadas; ello podría ser atendible, pero como él mismo dice, si este desacuerdo lo manifestó desde principios de 2013, ¿por qué entonces hasta ahora la renuncia?, ¿por qué hasta que no resultó electo como candidato plurinominal?”, señaló mediante un comunicado.

El líder perredista afirmó que al interior del partido se le dieron “varias oportunidades” a Ebrard, el apoyo para ser candidato a jefe de Gobierno y que tuvo la posibilidad de ser candidato presidencial, pero declinó.

“Ahora, al no obtener una candidatura a diputado federal por el PRD, decidió buscar nuevos caminos. Probablemente nos seguiremos encontrando en la lucha por un mejor país. Lamentamos que cuando, tras un proceso democrático de carácter electivo no se ve favorecido, decida apartarse de las filas del partido”, concluyó.

Navarrete indicó que “la militancia del PRD es mucho más importante que algunas figuras o liderazgos”, como salieron del partido Cuauhtémoc Cárdenas y el senador Alejandro Encinas.

Ebrard renunció ayer a su militancia perredista a través de una carta dirigida a Navarrete, la cual hizo pública en su cuenta de Twitter. “Por este medio me permito presentar a usted mi renuncia irrevocable al Partido de la Revolución Democrática, partido en el que milité desde 2005”, dijo.

En el documento, el cual tiene sello de recibido en el CEN del PRD, aseguró que no se va por un arrebato, sino que su decisión “es fruto de una serena reflexión”. Destacó que, como Andrés Manuel López Obrador, Cuauhtémoc Cárdenas y Alejandro Encinas, llegó a la conclusión de que el progresivo acercamiento del PRD con el gobierno federal y con el PRI “es incompatible con los objetivos y deberes políticos de la izquierda mexicana”.

Refirió que Miguel Ángel Mancera le aplicó un veto al interior del partido: “Hoy a todas luces es imposible continuar cuando la dirigencia acepta el veto impuesto por el jefe de Gobierno contra mi participación política”.

Ante la renuncia, Movimiento Ciudadano (MC) confirmó la candidatura de Ebrard como diputado federal plurinominal la noche de ayer durante su Consejo Nacional. Hoy será presentado oficialmente en el World Trade Center Ciudad de México.

En la misiva, Ebrard recordó que militó por 10 años en el PRD y que en ese tiempo “enarboló” cada una de sus causas. Aseguró que visitó 26 estados para reunirse con “compañeros” del partido y que 2013 mostró su desacuerdo con Pacto por México.

Aclaró que no se va para buscar fuero ni por un arrebato, “porque no lo necesito y ya no existe”, sino que se trató de una decisión con “serena reflexión”. Hizo un llamado a los votantes a “derrotar  todos juntos al PRI” en las elecciones de este año y de las presidenciales del próximo 2018, con la finalidad de que “el país tenga un gobierno progresista que abra nuevas realidades y esperanzas para México”.