Drogas: más baratas y de mejor calidad

Un estudio sobre el suministro, precio y pureza de las drogas revela que el consumo de las drogas no ha disminuido con las políticas de control aplicadas hasta el momento.
Archivo Milenio
(Archivo)

Ciudad de México

En los últimos 20 años han disminuido los precios de las principales drogas ilegales, mientras que el suministro y pureza de las mismas ha aumentado, concluyó un estudio del International Centre for Science in Drug Policy.

"Cuando investigamos sobre las tres principales drogas ilegales de Estados Unidos: cocaína, cannabis y heroína, encontramos que había un significativo descenso en el precio de cada una de un 80 por ciento y que en el caso de cannabis, su pureza creció 161 por ciento en ese tiempo (de 1990 a 2010)", dijo a Milenio Dan Werb, coautor del estudio.

Dan Werb aclaró que aunque se revirtiera el efecto de menor precio y mayor pureza, no significaría que el consumo descendería, sino que los usuarios de drogas podrían cambiar de sustancia.

"Es difícil que se impacte en el suministro. En países como Australia en 2003 disminuyó el uso de heroína, pero encontramos que hubo un cambio de la inyección de heroína a la inyección de otras drogas", dijo.

La investigación, publicada en el British Medical Journal Open, plantea interrogantes sobre la eficacia de las estrategias antidrogas alrededor del mundo, la mayoría de las cuales están dirigidas prioritariamente a reducir la oferta, a pesar de los recientes exhortos para explorar alternativas de control de drogas como la descriminalización y la regulación.

El coautor del estudio dijo que en cada país hay una demanda particular de drogas y aunque se impacte el suministro, dependerá de la naturaleza de los consumidores.

"El narcotráfico ha facilitado el suministro de drogas en los Estados Unidos... Pero aunque impactes en el suministro, depende de la naturaleza de la gente que está usando esa droga... Lo que ves es el cambio de una droga a otra", dijo Werb.

Con datos mundiales de dos décadas sobre cannabis o mariguana, cocaína y opiáceos como la heroína, de siete sistemas de vigilancia gubernamentales, los investigadores detectaron que:

- La pureza y/o potencia de la heroína, cocaína y cannabis, aumentó en Estados Unidos, de 1990 a 2009, en un porcentaje de 60%, 11% y 161%, respectivamente.

- El precio de las tres drogas, con pocas excepciones, disminuyó a nivel mundial en el periodo de estudio.

Así, en Estados Unidos el costo de la heroína bajó 81%, el de la cocaína 80% y el del mariguana 86%. En tanto, en países europeos se reportó en ese periodo una reducción de 74% en el precio de la heroína y de 74% de la cocaína.

- Los decomisos de mariguana, cocaína y opiáceos aumentaron, en general, en las principales regiones productoras de drogas y en los principales mercados consumidores.

Por ejemplo, En Estados Unidos, de 1990 a 2010 se registró un incremento de 46.5% y 29% en la cantidad de cannabis y heroína incautadas, en tanto que el aseguramiento de cocaína bajo en 49%.

En la Unión Europea, entre 1995 y 2009 no se observaron fluctuaciones importantes en los kilos de cocaína y mariguana confiscados. Sin embargo, las incautaciones de heroína se elevaron 380%.

Particularmente respecto a la cocaína, destaca que en la región andina de América Latina (principal región productora de esta droga), de 1990 a 2007 disminuyeron 81% las incautaciones, pero aumentaron 188% los decomisos de la hoja de coca.

A la luz de estos números, los investigadores del International Centre for Science in Drug Policy concluyeron que el patrón global general de caída en los precios de las drogas y el aumento de pureza y potencia de los mismos, así como el relativamente consistente incremento de la incautación, ponen de relieve la necesidad de volver a examinar la eficacia de las estrategias nacionales e internacionales de drogas.

Esto porque su principal objetivo, que es reducir el acceso y consumo, claramente no se está logrando.

"Lo que tenemos que hacer es estudiar cada droga individualmente y determinar cómo controlarla. No debería haber un sistema de regulación para todas las drogas. No debemos tener el mismo acercamiento de prohibición, porque son muy distintas" dijo Dan Werb.