Divide opiniones en Congreso posible reelección de políticos

Diputados locales del PRI y PAN coincidieron en que era una buena medida, mientras que Nueva Alianza y el PT consideran que de aprobarse, sería un retroceso para el país. 
Édgar Romo
Édgar Romo manifestó que la reforma política será un avance nacional y permitirá a los políticos hacer carrera. (Raúl Palacios)

Monterrey

Mientras para algunos representa un avance para la vida política del país, para otros es un retroceso, el inicio de los monopolios políticos y el regreso de figuras como Porfirio Díaz...

Lo cierto es que la Reforma Política que avanzó este martes en Comisiones en el Congreso de la Unión y que incluye la reelección en alcaldías, diputaciones y senadurías, dividió opiniones en el Congreso de Nuevo León.

El líder de la bancada del PRI en el Congreso del Estado, Édgar Romo García, aseguró que la reforma representa un avance importante en la política nacional y ayudará a crear políticos de carrera y la especialización de algunos temas que requieren mayor profundidad de estudio y análisis.

"Creo que esto le va a dar mayor continuidad a los planes que haya en los congresos y en las administraciones porque finalmente se sujetan al escrutinio de la ciudadanía de continuar o no continuar, y bueno, también se puede generar una especialización en los temas y dejar a un lado la improvisación en los mismos", señaló.

Además, dijo que esto ayudará a evitar temas como el "chapulineo" es decir que los funcionarios de elección popular abandonen a medias sus cargos actuales, alcaldías o diputaciones, para buscar un nuevo cargo de elección popular.

"Pudiera ser que tenga el efecto de que se aspire a hacer una carrera en el Servicio Público en lugar de estar buscando participar en política o en el servicio público, puede ayudar a la profesionalización o a los planes a largo plazo en el Congreso y en las Cámaras de Diputados".

Romo García dijo que solo habría que estudiar en qué sentido quedaron los legisladores electos por la vía Plurinominal, de los cuales se planea la eliminación de 100 curules de estas características.

De la misma manera se manifestó el diputado local del PAN, Enrique Barrios Rodríguez, quien explicó que esta reforma además permitirá que temas en las administraciones municipales no se queden a medias.

"Lo padre de esto es que si un diputado o senador se lo merece hay que votarlo en contra, así funciona en Estados Unidos, cuando un legislador no hace lo que su distrito pide, lo castigan echándolo fuera precisamente en la elección para la reelección, y creo que eso duele más y es lo que los políticos les daría pavor, actualmente no hay reelección, entonces actúan, votan y se van, yo le veo ventajas para la gente, se van a acabar los diputados ausentes".

Sin embargo, para el líder de la bancada de Nueva Alianza esta reforma en caso de ser aprobada por el pleno sería un retroceso para el país, y negó que obedezca a una necesidad o petición de la ciudadanía, sino que sigue los intereses de partidos.

"A mí me da la impresión de que obedece más a intereses de un partido político que de los ciudadanos, la impresión que tienen los ciudadanos de los políticos, es que no respondemos a la expectativa que ellos tienen de nosotros y ahora reelegirlos para convertirlos en profesionales de la política y seguir viviendo de la política, yo no estoy de acuerdo... es una reforma moderna pero que no le ayuda a la ciudadanía".

El PT fue mucho más crítico en su postura al señalar que deja sin sentido la muerte de miles de mexicanos durante la revolución y además es el inicio de los monopolios políticos en el país y el regreso de figuras como "el porfiriato".

"Creo que en vano murieron un millón de mexicanos en la Revolución, don Porfirio está de nuevo vivito y coleando en nuestra realidad mexicana, el lema de Sufragio Efectivo No Reelección ha sido abandonado y creo que esto representa un retroceso grave en la vida democrático del país.

"De por sí ya los partidos tenían monopolizada el poder, ahora algunas personas de los partidos van a monopolizar el poder".

La aprobación de la reelección en México aún no es un hecho, pues falta enfrentar el análisis del pleno de la Cámara de Diputados y posteriormente del Senado de la República.