Disidentes protestan y cierran calles en Oaxaca

La sección 59 teme que puedan ocurrir hechos violentos en San Pedro Mártir, particularmente.
Los inconformes amagaron con trasladarse a la capital del país.
Los inconformes amagaron con trasladarse a la capital del país. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

Unos 300 profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) respondieron en Oaxaca con movilizaciones callejeras y el cierre de las principales calles del centro histórico para repudiar el repliegue que realizó la policía del Distrito Federal en la Plaza de la República.

El vocero del organismo, Mohamed Otaki, dijo que se responsabiliza al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y del jefe del GDF, Miguel Ángel Mancera, de lo que le pueda ocurrir a sus compañeros que, según él, “son intimidados y reprimidos por las fuerzas policiales”.

“No vamos a permitir que se ejerza la tiranía de la represión y vamos a exigir la renuncia del jefe de Gobierno del DF si se continúa con la actitud cerrada a permitir nuestro libre derecho de manifestación en la Ciudad de México”, advirtió el disidente.

Indicó que los maestros de todo el país reaccionarán a lo ocurrido en la capital del país y en Oaxaca “vamos a iniciar movilizaciones que subirán de intensidad, de continuar la embestida del estado para causar nuestra desmovilización.”

Afirmó que los gobiernos federal y estatal han mostrado oídos sordos a sus reclamos contra la reforma educativa federal.

Los docentes de Oaxaca fueron convocados a un mitin en el zócalo de la capital oaxaqueña y contemplan realizar el cierre de calles y cruceros estratégicos en las próximas horas; además no descartaron su traslado a la Ciudad de México y la posible suspensión de actividades escolares en el estado.

Vigilancia en planteles

La Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca activó  un operativo de monitoreo con células de inteligencia policial en al menos unas 20 escuelas en las que se prevén conflictos y riesgo de enfrentamiento entre padres de familia y docentes de la sección 22 de la CNTE.

El secretario de Seguridad Pública, Alberto Esteva Salinas, adelantó que el operativo se desarrolla en coordinación con la Secretaría General de Gobierno para agotar la vía del diálogo con los grupos en pugna.

“Desde hace seis días estamos pendientes de los sitios de conflicto por el control y disputa de escuelas, con células de inteligencia policial que realizan acciones de monitoreo y vigilancia”, dijo el funcionario.

“Se trata de policías que no usan armamento, que están vestidos de civil, que cuenta con equipo de comunicación y su única labor es monitorear y vigilar, además de detectar cualquier intento de posible confrontación, coadyuvando a que cualquier problema se pueda resolver por la vía del diálogo”, expresó Esteva.