Discrepan sobre destino final del transpeninsular en QR

Empresarios de Quintana Roo consideran que Cancún es la mejor opción de llegada.

Mérida

Como serpiente de dos cabezas, el proyecto del tren rápido transpeninsular se encuentra actualmente en medio de una disputa entre grupos políticos y económicos de Yucatán y Quintana Roo.

La disputa se centra, entre otros aspectos, en si el proyecto que dirige la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) debe concluir en el inhóspito pero prometedor desarrollo llamado Punta Venado, o concluir en el polo de atracción turística y laboral de Cancún, en el municipio de Benito Juárez.

Al respecto, el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, fue categórico al señalar que será Punta Venado, no Cancún, el destino final de la nueva ruta. Pero los empresarios yucatecos, según reveló Carlos Worbis Rosado, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Yucatán, en escrito dirigido al gobernador Rolando Zapata Bello, insisten en que aún no está dada la última palabra.

Ruiz Esparza dijo en Mérida que una ruta ferroviaria de la capital yucateca a Cancún sería una "competencia desleal a la autopista de cuota" que conecta a Yucatán con Quintana Roo, donde los grupos políticos lograron colocar a Punta Venado como sitio de parada de la nueva red de transporte.

Pero el empresario José Chapur Zahoul pone la voz de alerta y reclama por qué no se consideró a Cancún, destino natural de turismo, carga y trabajadores, como terminal del tren.

Chapur, vicepresidente del Consejo Nacional del Empresariado Turístico y propietario del Grupo Palace, que opera algunos de los principales hoteles en Quintana Roo, señala a MILENIO Diario que refrenda la posición de la iniciativa privada de Yucatán de colocar la construcción del tren con destino a Cancún y no a Punta Venado.

"Haría más viable el proyecto, ya que representaría la transportación de poco más de 16 millones de pasajeros al año", señala.

Chapur precisa que, de situarse en Cancún la terminal oriente, Mérida podría subir el promedio de estancia nocturna de los turistas de 1.2 noches a 1.8, lo que aumentaría la ocupación hotelera en la ciudad en más de 50 por ciento.

Reconocido hombre de negocios, Chapur compartió el lunes 27 de enero un foro sobre el tema del Tren Rápido Transpeninsular con los ex gobernadores Dulce María Sauri Riancho y Patricio Patrón Laviada, en la Universidad Marista de Mérida.

Ahí, el empresario refirió sobre "intereses ocultos que podrían incidir en la decisión gubernamental de colocar el destino en esa zona (Punta Venado)", pues a la fecha la SCT no ha podido clarificar por qué razón ubicaría el destino final en ese lugar, en la Riviera Maya, cuando hay estudios que comprueban mayores ventajas al ubicarlo en Cancún.

Chapur abunda sobre el tema en entrevista: "Para empezar la turbosina que ahora se transporta por carretera desde Mérida a Quintana Roo se transportaría por tren y sería más barata. Además, el aeropuerto de Cancún está creciendo y pronto se inaugurará la terminal 4, lo que representará la llegada de poco más de 16 millones de turistas que llegan por avión, contra 1.2 millones de los que llegan a Mérida.

"Con tan solo 1 por ciento de esta cantidad que llegue a Mérida por tren, los beneficios para la industria turística serían incalculables", subrayó el empresario, que además de los Moon Palace opera la cadena hotelera de Hard Rock en México y el Caribe.

El tren transpeninsular, en opinión de Chapur, es necesario porque "se requiere infraestructura y una visión de largo alcance para fomentar el desarrollo.

Licitación, en abril

El titular de la SCT explicó que 15 millones de personas que cada año llegan a esta zona del país es lo que motiva el proyecto, cuya licitación se emitirá en abril de este año.

Apuntó que el transporte ferroviario tendrá capacidad para desplazarse de 160 a 180 kilómetros por hora y que, a diferencia de otros proyectos de este tipo, el de la Península será turístico.

Agregó que a más tardar en abril el proyecto deberá entrar a la fase de licitación, cuya inversión en su primera etapa será pública, aunque en años subsecuentes este pudiera concesionarse a la IP.

Con fecha 22 de enero, el Diario Oficial de la Federación publicó el convenio-marco entre la SCT y el estado de Quintana Roo "para impulsar la construcción, operación y explotación del proyecto Tren Rápido Transpeninsular".

En el DOF, la SCT explica que este proyecto forma parte de los compromisos federales para cerrar la brecha entre las distintas regiones del país e impulsar el crecimiento económico y la competitividad, además de impulsar la infraestructura mediante el crecimiento de la red ferroviaria del país.

Detalla que el proyecto prevé en una etapa preliminar una longitud aproximada de 277 kilómetros, aunque se contemplan ampliaciones. El Tren Transpeninsular iniciará sus recorridos en la estación terminal ubicada en Mérida, con estaciones en primera fase en Izamal, Valladolid, y en Tixkokob, Cacalchén y Tunkás en la segunda.

Esto, para continuar mediante vía de nueva construcción con una estación en Cobá y dos en Punta Venado, una en la autopista de Cancún-Tulum.

Por otra parte, está por resolverse la compañía que habrá de construir la serpiente de metal y sus vías férreas, como un nuevo recorrido de Kukulcán, la serpiente emplumada.

Historia del proyecto

En la campaña presidencial de 2006, el priista Roberto Madrazo, reunido en Mérida en el Club Libanés, habló de un tren rápido transístmico para proyectar la economía del sureste de México y ganar terreno al Canal de Panamá. En los tiempos del llamado Plan Puebla-Panamá, las listas de necesidades de infraestructura abundaban.

Fue la entonces candidata a gobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega, quien presentó la propuesta de un tren "rápido", de más de 110 kilómetros por hora.

Al respecto, el ex gobernador de Yucatán Patricio Patrón dijo que a él le consta que el proyecto nació por iniciativa del ex presidente Felipe Calderón.

En tales condiciones, el proyecto TT, como le llaman de manera técnica, se debate a manera de serpiente, como nuevo Kukulcán, pero de dos cabezas: Punta Venado y Cancún.

Como el de Toledo

En opinión del ex gobernador Patrón Laviada, el Tren Rápido Transpeninsular funcionará como el tren de Toledo a Madrid, donde la gente no se queda a dormir en Toledo y se regresa diariamente a la capital española.

"Hoy el menos culpable en lanzar un disparate, un disparate afortunado, como lo es el Tren Transpeninsular, es el presidente Peña Nieto. Pero si fracasa, él será el máximo responsable".-advirtió quien fuera gobernante bajo los colores del PAN y PRD en coalición, dijo al respecto el ex mandatario estatal.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]