Dirigente del PRI culpa a Fox y Calderón de deuda en NL

Eduardo Bailey aseguró que en los sexenios panistas el estado dejó de recibir recursos, por lo que confía en que la reciente administración las finanzas mejoren.
El dirigente estatal del PRI, Eduardo Bailey.
El dirigente estatal del PRI, Eduardo Bailey. (Milenio Digital/Sandra González)

Monterrey

Los gobiernos federales de Vicente Fox y Felipe Calderón son los culpables de la deuda que tiene Nuevo León, pues a partir de ellos se dejaron de recibir recursos, acusó el presidente del PRI en el estado, Eduardo Bailey.

Agregó que la Federación se desentendió de los recursos que necesitan los estados y municipios debido a que la Ley de Coordinación Fiscal no ha tenido modificaciones importantes en cuanto al reparto tributario desde 1985.

"Ha sido una de las principales víctimas de los últimos 12 años por la inequidad y la forma clientelar que han repartido los recursos el gobierno que encabezó Vicente Fox y Felipe Calderón... el principal enemigo financiero de Nuevo León fueron los gobiernos emanados de Acción Nacional", dijo.

Agregó que Nuevo León aporta más recursos que otras entidades y el reparto de participaciones no es equitativo.

"Antes de Vicente Fox existían erogaciones y partidas que compensaban a estados que tenían un desequilibrio en la participación de los recursos, esto se perdió a partir del gobierno de Fox y Calderón, y en Nuevo León si hacemos un análisis es cuando se dispara la deuda primero porque Nuevo León aporta el 44% de recursos a educación cuando la media nacional es apenas del 32%...

"Si a esto le sumamos los cerca de 2 mil 800 millones que aporta el Estado a su fondo de pensiones es el único estado que está haciendo esto y había un compromiso, había un fondo para compensar a los estados que asumieran este compromiso, en el sexenio de Fox y Calderón ni un solo peso le tocó al estado de Nuevo León", dijo.

Entre estos conceptos se acumulan más de 35 mil millones de pesos, cifra aproximada a la deuda que tiene el Gobierno del Estado.

"Tendríamos mucho menos deuda en la proporción que le hubiera entrado el Gobierno Federal a apoyar al Gobierno del Estado, sé que ya se están haciendo gestiones con la actual administración, estoy seguro que poco a poco irán revirtiendo esa inequidad que ha existido", señaló.

Sin embargo, con la actual administración federal tienen confianza en que las finanzas del estado se recuperen.

En el último año la deuda de Nuevo León pasó de 23 mil millones de pesos a 33 mil 171 millones 326 mil pesos.