Diputados piden auxilio a 'Los Súper Parlamentarios'

La misión de los legisladores llevados al cómic es la que deberían cumplir en el mundo real: producir leyes en beneficio de los ciudadanos, equilibrar el poder y combatir las injusticias.
Los Súper Parlamentarios.
(Especial)

México

La Cámara de Diputados apeló a los fantásticos poderes de Los Súper Parlamentarios (El sabio diputado local, Diputado federal Tron, Senador Man y La increíble mujer interparlamentaria) para establecer un canal de comunicación con los niños y jóvenes e informarles el alcance de las actividades legislativas.

El proyecto desarrollado por el Centro de Investigaciones Legislativas de la UAM-Iztapalapa consta de cuatro historietas —una por superhéroe— y un videojuego disponibles en internet (www.superparlamentarios.com) a partir del próximo 6 de octubre.

Las aventuras tienen lugar en la majestuosa y antigua Ciudad Legislativa, donde los enmascarados luchan día a día contra sus archienemigos: El malvado señor corrupción, El doctor inseguridad, El malévolo caos y La banda anarquía.

La misión de los legisladores llevados al universo del cómic es precisamente la que deberían cumplir en el mundo real: producir leyes en beneficio de los ciudadanos, equilibrar el poder, combatir las injusticias y preservar la convivencia pacífica del país.

Los superpoderes que el proyecto atribuye a los parlamentarios contrastan, sin embargo, con la desconfianza y el descrédito de los diputados y senadores ante los electores, como lo evidencian los sondeos en las instituciones aplicados por instituciones educativas como el CIDE y casas encuestadoras privadas.

Un reporte difundido en agosto pasado por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados coloca a los legisladores y a los sindicatos con apenas 32 por ciento de confianza ciudadana, tan solo por arriba de la Policía Judicial, con 32, y los partidos políticos en general, con 28 por ciento.

El proyecto de Los Súper Parlamentarios fue presentado por directivos de la UAM y funcionarios de la Cámara de Diputados ante un grupo de jóvenes estudiantes de secundaria el pasado viernes en el Museo Legislativo del Palacio de San Lázaro.

Se trata de cuatro superhéroes con megapoderes característicos de las legislaturas locales, la Cámara de Diputados, el Senado y los foros internacionales asociados con el llamado turismo parlamentario.

Así, El sabio diputado local tiene los poderes de crear leyes para el bien de los ciudadanos, destinar recursos a municipios y delegaciones, y crear proyectos educativos, culturales, deportivos y de salud.

Su archienemigo, El malvado señor corrupción; su guarida, el Congreso de cada estado.

Le sigue el Diputado federal Tron, con los poderes para iniciar juicio político contra funcionarios corruptos, supervisar gastos presidenciales, vigilar a los individuos que llevan contabilidad de país y autorizar presupuesto.

Su archienemigo, El malvado señor corrupción; su guarida, el Módulo de Atención Ciudadana.

El tercero es Senador Man, cuyos poderes son aprobar acuerdos presidenciales entre naciones, resolver conflictos interestelares, aprobar  nombramientos presidenciales y autorizar salida de tropas fuera del país. Sus rivales más temibles: El doctor inseguridad y El malévolo caos. Su guarida, el Senado.

La pasarela se completa con La increíble mujer interparlamentaria, a la cual le basta concentración para promover acuerdos entre pueblos y naciones, promover los derechos humanos, la paz y la democracia más allá de las fronteras nacionales.

Sus archienemigos: El malévolo caos internacional y La banda anarquía; su guarida, las sedes y foros internacionales.

Según Luis Mendoza Cruz, director de Estudios Parlamentarios del Centro de Estudios de Derecho e Investigaciones Parlamentarias, Los Súper Parlamentarios representa un programa experimental, cuyo objetivo es entablar una comunicación amigable y cotidiana con niños y jóvenes, y acercarlos a la compresión del quehacer legislativo.

El director del Centro de Investigaciones Legislativas de la UAM Iztapalapa, Adrián Gimate-Welsh, precisó a su vez que el proyecto tiene que ver con la instauración del conocimiento de la cultura parlamentaria, la política y el fortalecimiento de la democracia en México.

En tanto, el rector de la UAM-Iztapalapa, José Octavio Nateras, agradeció el apoyo de la Cámara de Diputados al proyecto de Los Súper Parlamentarios.