Conflicto con Lucy Campos es por lagunas en la ley: Bailey

El dirigente priista dijo que en temas tan importantes como los derechos de la mujer, es necesario avanzar en el orden legislativo.
Los diputados priistas indicaron que el trato sólo será con el dirigente estatal, no con el líder de bancada.
Los diputados priistas indicaron que el trato sólo será con el dirigente estatal, no con el líder de bancada. (Leonel Rocha )

Monterrey

Al ratificar que continuarán en el PRI, sin descartar la reconciliación con su coordinador, los diputados José Juan Guajardo, Óscar Flores y María de la Luz Campos acordaron permanecer a distancia de Édgar Romo García y tratar los asuntos legislativos directamente con su dirigente de partido, Eduardo Bailey Elizondo.

Tras una reunión privada en la sede del instituto político que duró 40 minutos, los tres legisladores dieron sus puntos de vista con relación a su decisión de desconocer al líder de bancada.

El dirigente priista, Eduardo Bailey, confirmó que indiscutiblemente este conflicto se presentó por las lagunas que hay en la ley, en temas tan importantes como los derechos de la mujer, por lo que es necesario avanzar en el orden legislativo.

"El propósito es que el día de mañana a ninguna otra diputada, sea de cualquier partido, se le presente un problema similar", concluyó.

Por su parte, María de la Luz Campos, quien fue presionada por Édgar Romo para volver a las sesiones aún y cuando acaba de dar a luz, señaló que hasta el momento el líder de bancada no le ha ofrecido alguna disculpa por este incidente, pero de hacerlo la aceptaría.

La legisladora expresó que el tema, independientemente del problema que surgió entre ella y Romo, se está analizando con el fin de prevenir casos como estos, en virtud de las lagunas en los reglamentos internos legislativos.

"Intentaremos llegar a acuerdos por el bien de la sociedad y el partido, a eso le daremos seguimiento a través de nuestro dirigente del PRI", puntualizó.