Diputados trabajarán horas extras por rezago

Dolores Leal Cantú, presidenta de la mesa directiva del Congreso del Estado, lamentó que se hayan dejado los asuntos hasta el último por una simple razón: falta de voluntades.
Los legisladores que integran la Comisión de Coordinación y Régimen Interno buscarán ponerse de acuerdo  para sacar los pendientes.
Los legisladores que integran la Comisión de Coordinación y Régimen Interno buscarán ponerse de acuerdo para sacar los pendientes. (Leonel Rocha)

Monterrey

Ante el rezago legislativo que hay en el actual periodo de sesiones, la presidenta de la mesa directiva del Congreso del Estado, Dolores Leal Cantú, pronosticó que en los próximos días tendrán que trabajar horas extras para sacar adelante los diversos pendientes.

La legisladora del Partido Nueva Alianza pidió a los coordinadores de bancada de los diferentes partidos políticos representados en el Congreso hacer trabajo extra para sacar en el tiempo establecido temas de cuentas públicas, principalmente.

La diputada consideró lamentable que se hayan dejado los asuntos hasta el último por una simple y sencilla razón: por falta de voluntades. Ahora están obligados a sacarlos al vapor, ya que el periodo legislativo vigente concluye el 20 de diciembre.

“El trabajo se sigue dando al interior del Congreso, más estamos conscientes que hay un rezago legislativo, en el cual estoy segura que con la voluntad política de todas las fracciones parlamentarias deberemos de abonar para este período que termina el 20 de diciembre poderle avanzar lo más que se pueda. Si tenemos un rezago fuerte en el trabajo legislativo, sobre todo en el tema de las cuentas públicas, es un tema en el que tenemos que abonar y trabajar arduamente, quizás horas extras en los próximos días”, comentó.

“A mí me da tristeza que llegándose el día 20 de diciembre tengamos que sacar las cosas al fast track cuando pudiéramos hacerlo en tiempo y forma, más sin embargo hay días en el que no podemos tener que ausentarnos como lo fue el lunes 17 que no fue una cuestión del Congreso, fue por parte del trabajo en el cual marca ese día como asueto”, expresó.

Leal Cantú precisó que a través de los legisladores que integran la Comisión de Coordinación y Régimen Interno buscarán ponerse de acuerdo para reponer los días que se han tenido que ausentar, y que por consecuencia, han generado rezago.

“Esta Legislatura ha estado plagada de inconsistencias y exhorto a los demás diputados a ya sacar adelante la agenda que, por falta de voluntad política, no se ha conseguido”, dijo.

LO QUE URGE

Son diversos los asuntos que tienen pendientes de analizar y, en su caso, aprobar o rechazar los integrantes de esta Legislatura, entre otros están la fiscalización de las cuentas de los diferentes organismos del Gobierno Estatal, además de las cuentas públicas de algunos municipios y la agenda mínima.

El rezago mayor es el nombramiento de un auditor superior del Estado, ya que desde el fallecimiento de quien ocupaba ese cargo, Sergio Marenco, a mediados de año, el cargo quedó vacante.

Las iniciativas de participación ciudadana forman parte de los asuntos pendientes, aunque cabe resaltar que éstas llevan más de una década sin avance.

Parte de lo que ha generado rezago es la postura de los propios legisladores de darle preferencia al análisis de las constantes iniciativas presentadas por el Gobierno Estatal, la alcaldesa de Monterrey, senadores o diputados federales para distintos beneficios sociales.

Al respecto, Dolores Leal reconoció que se han atendido algunos asuntos, aunque sean menos importantes que los del rezago, pero debido a la presión mediática o social.

:CLAVES

LAS PRIORIDADES

El rezago mayor es el nombramiento de un auditor superior del Estado, ya que desde el fallecimiento de quien ocupaba ese cargo, Sergio Marenco, ha estado vacante.

Entre otros pendientes están la fiscalización de las cuentas de los diferentes organismos del Gobierno Estatal, además de las cuentas públicas de algunos municipios.

La diputada Dolores Leal reconoció que se han atendido algunos asuntos, aunque sean menos importantes que los del rezago, pero debido a la presión mediática o social.