Diputados “secuestrados” por Godoy: Alberto Esquer

El diputado Miguel Castro dijo que no se pueden generar “ahorros” millonarios durante todos los ejercicios para destinarlos a un fin distinto.
La nueva sede de la Auditoría Superior del Estado de Jalisco tuvo un costo de más de 318 millones de pesos.
La nueva sede de la Auditoría Superior del Estado de Jalisco tuvo un costo de más de 318 millones de pesos. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Una dependencia pública no puede tener ahorros millonarios, como los registrados por la Auditoría Superior del Estado de Jalisco (ASEJ), porque entonces se estaría ante un presupuesto ficticio, afirmó el diputado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Miguel Castro Reynoso, al referirse a los remanentes que generó el auditor superior Alonso Godoy Pelayo, para disponer de los 318 millones de pesos que costó su nuevo edificio.

Por su parte, el legislador por el Partido Acción Nacional (PAN), Alberto Esquer Gutiérrez, afirmó que construir un edificio no puede ser una prioridad para Jalisco, pues con esos recursos habría alcanzado para construir tres presas y pagar el transporte gratuito durante dos años a los estudiantes de la entidad. Además, lamentó que nadie va a revisar cómo se gastó el dinero de la ASEJ, pues el auditor superior tiene “secuestrados” a los diputados con las cuentas públicas.

MILENIO JALISCO dio a conocer que el edificio que este lunes comenzó a utilizar la ASEJ requirió una inversión de al menos 318 millones de pesos. Para obtener esos recursos, el auditor superior diseñó durante los últimos cinco años un presupuesto ficticio, inflando principalmente el capítulo de servicios personales, es decir, salarios y prestaciones. El monto usado para el inmueble equivale a una cuarta parte del dinero que recibió el órgano fiscalizador para cumplir su tarea de vigilar el buen uso de los recursos de los jaliscienses.

Entrevistado ayer al respecto, el diputado local Miguel Castro señaló que se ha manejado que los recursos salieron de ahorros. Sin embargo, indicó que cuando se generan ahorros sobre la nómina en todos los años, “pudiéramos caer en una situación de carácter ficticio”. De esta forma, indicó, recursos que se entregaron para el trabajo de la auditoría pudieron tener un fin distinto.

Lo anterior tendría que llevar a revisar la eficiencia de la Auditoría Superior para generar resultados, señaló el presidente de la Comisión de Hacienda del Poder Legislativo.

Por su parte, Alberto Esquer dijo que es evidente que el órgano fiscalizador no está cumpliendo con su función, pues todas las cuentas públicas se arreglan en la mesa con los diferentes actores políticos del estado.

Indicó que el problema es que nadie revisará al auditor y recordó que, a pesar de que el Pleno del Congreso del Estado lo citó para que informara sobre el edificio, no acudió.

Agregó que Godoy Pelayo tiene “secuestrados” a los diputados de la Comisión de Vigilancia de la actual Legislatura, tal y como lo hizo con los anteriores.