Diputados aprueban reformas a la Ley General de Salud

Buscan centralizar la compra de medicamentos para evitar actos de corrupción, además de establecer sanciones de 7 años de prisión a los responsables del desvío de recursos del sistema.

Ciudad de México

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de reformas a la Ley General de Salud para fortalecer la rectoría del gobierno federal en esa materia y centralizar la compra de medicamentos para evitar actos de corrupción, además de establecer sanciones de hasta siete años de prisión a los responsables del desvío de recursos del sistema.

Con 390 votos a favor, 25 abstenciones y 20 en contra, las fracciones legislativas en el Palacio de San Lázaro avalaron así la iniciativa presidencial integrada al paquete de reforma hacendaria presentado el pasado el pasado 8 de septiembre.

“El objetivo es, primero, combatir la corrupción, con más atribuciones a la Auditoría Superior de la Federación para fiscalizar los recursos.

Segundo, sanciones mucho más severas para gobiernos locales que utilicen recursos del Seguro Popular para objetos distintos a la salud de las mexicanas y de los mexicanos: prisión de hasta siete años, sin derecho a libertad bajo fianza, a los funcionarios responsables de desviar recursos para otros propósitos”, puntualizó Ricardo Anaya, presidente de la Cámara de Diputados.

La reforma prevé la posibilidad de que el gobierno federal entregue a las entidades federativas los recursos del Sistema de Protección Social en Salud tanto en efectivo, como en especie, con el fin de abatir los costos de medicamentos e insumos, así como prevenir desviaciones.

Según Anaya, “los recursos se van a transferir, pero se va a permitir que la Federación no necesariamente lo transfiera en dinero, sino que pueda transferir en especie, que entregue propiamente las medicinas, y eso va a permitir que se hagan compras mucho más voluminosas, que se logren precios más bajos, que haya ahorros y que evitemos que ese recurso se utilice para fines distintos”.

El dictamen de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados precisa que la protección social en salud es el mecanismo por el cual el Estado garantiza el acceso oportuno, de calidad, sin desembolso, en el momento de utilización, y sin discriminación, de los servicios médico quirúrgicos, farmacéuticos y hospitalarios que satisfagan de manera integral las necesidades de salud de los afiliados.