Diputados crean nómina paralela

A través de los recursos de casas de enlace contrataron al menos 125 personas más y entre ellas hay algunos familiares.

Guadalajara

Los diputados locales tienen una nómina paralela donde contratan hasta familiares. Sólo que los sueldos de estos trabajadores se cubrieron en los últimos dos meses de 2012 y a lo largo de 2013 de los recursos que recibían de la partida Asignaciones presupuestarias al Poder Legislativo, conocida coloquialmente como casas de enlace.  De estos recursos, se pagó el salario de al menos otras 125 personas adicionales a las que trabajan directamente para el Congreso del Estado.

En esa nómina, se puede detectar que el diputado por el Partido Revolucionario Institucional Hugo Gaeta contrató a un familiar, Ángel Cárdenas Gaeta, quien cobra 19 mil pesos mensuales. Por su parte, el también priista Roberto Mendoza le dio trabajo a su cuñada, Norma Contreras Zepeda, quien es hermana de su esposa y, por cierto, también del presidente del PRI estatal, Hugo Contreras; ella cobra siete mil pesos al mes.

Estos 125 trabajadores fueron contratados por 23 de los 24 diputados que sí rindieron cuentas del destino que dieron a los casi 93 mil pesos que recibieron cada mes. El único que no cubrió pagos de nómina fue el coordinador de los diputados de Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda Hoeflich, quien destinó los recursos que recibió por seis meses a un área deportiva y de recreación en el municipio de Zapopan.

El costo de la nómina pagada a través de las casas de enlace fue de 10.6 millones de pesos, lo que representa 62.9 por ciento de los gastos reportados por 24 legisladores.

Los diputados que más dinero gastaron en nómina fueron panistas. Gabriela Andalón, Juan Carlos Márquez, Gildardo Guerrero y Elías Íñiguez, según se desprende de la revisión que este diario hizo a las facturas y recibos entregados por los diputados, luego de una petición con base en la Ley de Transparencia.

De los priistas, el legislador que más recurso destinó al pago de salarios fue Hugo Gaeta, con un total de 706 mil pesos, mientras que Trinidad Padilla pagó 530,900 pesos en salarios.

Por su parte, Verónica Delgadillo fue la diputada de Movimiento Ciudadano con un mayor gasto en nómina, por 544,539 pesos, seguida de Fabiola Loya con 464,060 pesos. Estas dos legisladoras entregaron directamente sus comprobantes de gastos  a MILENIO JALISCO.

Fabiola Loya es la diputada que más trabajadores ha contratado con recursos de casas de enlace, con un total de diez. Luego le siguen las panistas Gabriela Andalón y Mariana Arámbula, así como la priista Idolina Cosío, cada una con ocho.

El mejor salario lo paga el panista Elías Íñiguez, quien asignó 26 mil pesos mensuales a uno de sus colaboradores. Por su parte, el coordinador de los blanquiazules, Gildardo Guerrero, tiene dos colaboradores con salarios de 25 mil pesos al mes.

Algunos  trabajadores no aparecen en todos los pagos mensuales, pero sí en la mayoría. Sólo el asesor José de Jesús Ibarra, quien fue contratado por el panista Alberto Esquer, cobró en un par de ocasiones y por proyectos específicos.

La partida de casas de enlace permitía a cada diputado cobrar cerca de 93 mil pesos al mes. Sólo el priista Miguel Castro y Celia Fausto Lizaola del Partido de la Revolución Democrática, no cobraron. De los 37 legisladores restantes, sólo 24 habían rendido cuentas hasta diciembre pasado. El priista Joaquín Portilla dejó de cobrar este fondo desde el mes de octubre de 2013 y los cinco legisladores de Movimiento Ciudadano a partir del mes siguiente. El 20 de enero, los diputados restantes renunciaron a este recurso.