Dinero incautado pide Anaya regrese a Coahuila

El diputado federal del PAN, expresó que el gobierno de Estados Unidos tiene muy claro que Jorge Torres, ex gobernador interino, desvió recursos públicos y que debe ser castigado.
GUILLERMO ANAYA.
GUILLERMO ANAYA. (Alejandro Alvarez)
(Milenio Radio)

Saltillo

El diputado federal Guillermo Anaya, presentó en el Congreso de la Unión, un punto de acuerdo donde solicitó a la Procuraduría General de la República (PGR) y a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), que hagan lo conducente para que los 2.8 millones de dólares congelados por el gobierno de Estados Unidos a las cuentas de Jorge Torres, ex gobernador interino de Coahuila, se entreguen al gobierno federal y éste posteriormente lo regrese al estado.

Dijo que este dinero serviría para pagar la deuda de 36 mil millones de pesos que la anterior administración heredó al estado de Coahuila.

A este punto de acuerdo, sumó la petición en relación a que las siete denuncias que versan en la PGR en contra del ex gobernador estatal, Humberto Moreira Valdés, también deben continuar investigándose y, que este caso, ninguno de los involucrados gocen de impunidad.

“Tanto el pueblo de Coahuila como el país entero, se mantiene atento a la situación que atañe al tema de los endeudamientos para que se castigue a los responsables”, dijo.

Aseveró que el ex gobernador interino, Jorge Torres, antes de ocupar este puesto se encontraba en bancarrota, por lo que el grupo parlamentario de Acción Nacional, está seguro que el dinero pertenece a los coahuilenses y por ello debe de regresar al estado.

El legislador federal expresó que el gobierno de Estados Unidos tiene muy claro que los recursos que desvió Jorge Torres, son públicos y se le debe castigar por ello.

[b]Reforma Fiscal

[/b]Anaya Llamas estuvo en Saltillo, para participar en la realización de diversos foros que se sostuvieron con empresarios, en torno al tema de la Reforma Fiscal, que será votada para su aprobación el próximo día 20 de este mes.

Añadió que estarán trabajando para que antes del plazo de votación, puedan sensibilizar al gobierno federal, y encaminarlo a que presente una nueva propuesta, porque la actual Reforma no se puede votar, debido a que las cargas impositivas terminarán perjudicando a la clase media, que es la mayoría en este país.