Es difícil que Legionarios puedan reformarse: experto

Roberto Blancarte Pimentel, investigador experto en religión, explica que la disculpa pública de la congregación no significa que esa institución vaya a reformarse. 
El padre Eduardo Robles Gil nació en 1952 e ingresó en la Legión de Cristo en 1977.
El padre Eduardo Robles Gil es el nuevo director general de los Legionarios de Cristo. (Página de los Legionarios de Cristo)

Ciudad de México

Los Legionarios de Cristo reconocieron por primera vez los abusos sexuales de su fundador, Marcial Maciel, y "el silencio institucional" frente a este problema, sin embargo, la disculpa difícilmente significaría que esa institución religiosa pueda reformarse, asegura Roberto Blancarte Pimentel, doctor y experto en religión.

"Más allá de su fundador, el problema es que toda la estructura, el diseño de la congregación y la manera en que se formaron prácticamente todos sus miembros, responde a una forma de concebir la relación de la iglesia con la sociedad. Yo dudo mucho que tenga la capacidad para reformarse, se puede dejar al beneficio de la duda, pero no lo creo", explicó.

En entrevista con Milenio, el investigador del Grupo de Sociología de las Religiones y la Laicida en Francia explicó que no basta con el reconocimiento de los abusos de su fundador para que la congregación de los Legionarios de Cristo cambie.

"Voy a tomar un ejemplo extremo. Es como si quisiéramos que el Partido Nazi se reformara después de la caída de Hitler. Si hubiera dejado la humanidad que el propio partido hiciera un mea culpa, es imposible que una institución, que va más allá de lo que fue su fundador, tenga la capacidad de reformarse", aseguró.

Nuevo rumbo: ¿cambiar u olvidar?

La disculpa pública de los Legionarios se dio al tiempo en que se designó como nuevo director general de la congregación al padre Eduardo Robles Gil Orvaños, quien aseguró que para que "sea de verdad un nuevo inicio, es necesario poner los retos del pasado en su lugar".

Al respecto, Blancarte explica que los Legionarios "necesitaban hacer un nombramiento para darle un nuevo rumbo a la congregación", sin embargo, aseguró que una transformación con la estructura vieja sería imposible.

"Lo que se está intentando es transformar desde adentro con gente interna, quienes fueron los que estuvieron, si no solapando, por lo menos tolerando las actitudes de su fundador", dijo.

El experto afirmó que más allá de la disculpa la nueva administración de los Legionarios de Cristo deberá definir una postura frente a los abusos de su fundador Marcial Maciel, de lo que dependerá si hay una reforma interna.

"Habría que ver es si estamos hablando de una congregación que quiere cerrar le capitulo, darle vuelta y olvidar el asunto o si lo quiere asumir precisamente como un precedente para cambiar a lo largo de su historia, para no cometer el mismo error", explicó.