No puedo reconocer a mis secuestradores: Jefe Diego

El ex candidato presidencial destacó que desde el gobierno de Felipe Calderón y ahora con Enrique Peña Nieto se ha hecho "un esfuerzo muy serio" para combatir este delito.
Diego Fernández de Cevallos
Fernández de Cevallos aclaró que perdonó a sus secuestradores pero que nunca ha dicho que el hecho deba quedar impune.

Ciudad de México

El ex candidato presidencial Diego Fernández de Cevallos aseguró que no puede reconocer a sus secuestradores debido a las condiciones en las que vivió durante los siete meses y 10 días que fue privado de la libertad, en donde el espacio en el que lo mantenían era demasiado pequeño que ni cabía de pie.

En entrevista radiofónica con Joaquín López Dóriga, dijo que no tiene ningún elemento para señalar si efectivamente Daniel Fernández Domínguez, El Pelacas, detenido ayer durante un operativo en un fraccionamiento en Puebla, participó en su secuestro, ocurrido el 14 de mayo de 2010.

"No tengo ningún elemento para poder saber si (El Pelacas) estuvo o no vinculado con mi secuestro, pero lo importantes es que está trabajando la autoridad", señaló.

El ex senador detalló que es difícil que pueda reconocer a sus captores, ya que fue privado de la libertad durante la noche y vivió en la "oscuridad de una tumba".

"La penumbra en la que se me tuvo no me permitía tener elementos sobre tamaños, formas, cuerpos, caras y el ruido de ventiladores y de aparatos que ahí se ponían día y noche a hacer un ruido estridente, tampoco para escuchar voces o distinguir sonidos", explicó.

Afirmó que quienes lo secuestraron eran unos profesionales, a quienes perdonó desde que fue privado de la libertad pues no sabía si saldría vivo y no quería llevar cuentas pendientes, aunque aclaró que ello no significa que el hecho deba quedar impune.

"En este caso como en cualquier otro, de ricos o pobres, de seres humanos que mataron, que ya liberaron o que están secuestrados en su cuerpo tiene que haber justicia y el Estado no puede renunciar, esquivar o eludir esta responsabilidad", señaló.

El panista reconoció que desde la administración de Felipe Calderón y ahora en el gobierno de Enrique Peña Nieto se ha hecho "un esfuerzo muy serio" para combatir este delito, pero indicó que es preciso que la sociedad contribuya.

"Si yo tuviera elementos que pudiera permitir apoyar en estas investigaciones mi deber moral y ciudadano sería aportar todos los datos", mencionó y agregó que si lo requiere la Procuraduría se presentará.