Conflicto magisterial rebasó a gobierno: CNTE

El vocero de la sección 7 dijo que Segob aceptó instalar tres mesas de trabajo con el magisterio porque el gobierno ya entendido los argumentos de la CNTE contra la reforma educativa.
El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, sostuvo un nuevo encuentro con integrantes de la CNTE.
El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, sostuvo un nuevo encuentro con integrantes de la CNTE. (Cortesía)

Ciudad de México

El gobierno abrió la posibilidad de solucionar el conflicto magisterial porque el movimiento de la CNTE lo rebasó, dijo José Luis Pavel Escobar, vocero de la sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación en Chiapas.

"Este conflicto rebasó a las autoridades en sus expectativas, en lo que creían, en lo que pensaban que podrían omitir la demanda de la CNTE", dijo en entrevista con Adela Micha para Imagen Radio.

Ayer, al término de la reunión con líderes de la CNTE, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, anunció que se instalarán tres mesas de trabajo que atenderán los temas político, educativo y de carácter social; éstas se instalarán los días 13, 19 y 21 de julio, respectivamente.

El vocero del magisterio disidente en Chiapas dijo que en la reunión de ayer se manejó un discurso que se aleja del autoritarismo, lo que muestra que el gobierno ha entendido los argumentos de los maestros contra la reforma educativa.

"Nosotros estábamos convencidos que que nuestra lucha era justa y al final tenía que imponerse la razón o la cerrazón, pero afortunadamente vemos ya bastante despejado el camino del autoritarismo, del discurso autoritario. El discurso que da ayer Osorio Chong después de la reunión es un discurso que dista mucho del discurso del 'tiempo se agotó'".

Dijo que el gobierno entendió los argumentos de la CNTE, de académicos e intelectuales que criticaban la "mal llamada reforma educativa que no tenía el consenso de nadie".

Escobar dijo que hasta que no haya una solución continuarán las protestas, debido a que no pueden tener confianza absoluta en las autoridades.

"Es el contexto de este conflicto que nos obliga a negociar, que nos obliga a dialogar, que nos obliga a encontrar una esperanza en las autoridades, pero eso no quiere decir que nosotros debamos confiarnos", aseguró.