Por Día de Muertos, los disidentes dejaron un plantón "fantasma"

La "reorganización" para liberar el circuito vial tardará cinco días, no tres: sección 22.
La CNTE exige que el GDF cumpla con el aseo de sanitarios.
La CNTE exige que el GDF cumpla con el aseo de sanitarios. (Nelly Salas)

México

Como un plantón fantasma lució este sábado el campamento de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación instalado en Plaza de la República, que sigue obstaculizada por decenas de lonas abandonadas frente a comercios al borde de la quiebra, donde, a decir de los empleados, solo se paran moscas y ratas.

Después de que el jueves la CNTE anunciara que "reorganizaría" el campamento, ahora los dirigentes dicen despreocupados que el reacomodo no les llevará tres, sino cinco días.

"Por las fiestas del Día de Muertos sí hubo menos contingente, la mayoría de los compañeros se fueron y no se encuentran para poder llevar a cabo la reubicación.

"Vamos avanzando, pero va muy lento, hasta que se vayan a incorporar los contingentes, consideramos el lunes o martes, vamos a avanzar más en firme con esta reorganización", explica David Estrada, secretario de Relaciones de la sección 22.

Sentado en la mesa central, el dirigente que encabeza la reorganización del plantón mira hacia el Monumento a la Revolución rodeado de un tendido de lonas abandonadas y reconoce que el campamento "está muerto", pero asegura que solo será mientras pasa la fiesta de los fieles difuntos.

La agonía de los establecimientos de la zona no motivó al magisterio disidente a desocupar el circuito vial de Plaza de la República. El centro de la explanada del Monumento a la Revolución fue liberada, pero nadie se reubicó a esa espacio porque ya decidieron que no lo volverán a ocupar y en cambio, colocaron un escenario.

"Es una de las propuestas: dejar el centro de esta plazuela libre para poder llevar a cabo las actividades político-culturales de la coordinadora.

—Y la liberación del circuito vial.

—Si el reacomodo del contingente no le permite estar en la plancha tenemos que ocupar otras áreas, como el circuito —dice el dirigente.

El hombre expresa que en total unos mil maestros se encuentran en el plantón, pero la cantidad de carpas solas evidencian lo contario.

En la calle Ponciano Arriaga, la estación del Metrobús "Plaza de la República" sigue obstaculizada solo por unos plásticos a punto de caerse. Y mientras que el tramo de José María Rodríguez e Ignacio Vallarta tiene menos carpas, el segmento sigue bloqueado, con una telaraña de mecates que los maestros tejieron entre el semáforo y un poste de luz.

Así, pasan los días sin cumplir su palabra, pero este dirigente subraya que la CNTE no llegó a ningún acuerdo con el Gobierno del Distrito Federal para reordenar el plantón.

"No se llegó a ningún acuerdo con el Gobierno capitalino, concluimos que nos iban a facilitar algunas cuestiones para la reorganización de nuestro campamento", como reforzar el aseo de los sanitarios portátiles y la recolección de basura, minimizó.