Detención de reportero, represión del gobierno: Barrios

El diputado del PAN dijo que el actuar de la Procuraduría es una violación al derecho de libertad de expresión y un mensaje para los medios de comunicación que quieran criticar al Estado.
Enrique Barrios Rodríguez.
Enrique Barrios dijo que el reportero es un "preso político". (Especial)

Monterrey

El diputado local del PAN, Enrique Barrios, dijo que el reportero Julio César Dávila Martínez es un "preso político" y la actuación de la Procuraduría de Justicia del Estado es un claro mensaje hacia los medios de comunicación de que quienes intenten criticar al Gobierno Estatal... serán reprimidos.

Barrios Rodríguez, integrante de la Comisión de Justicia y Seguridad Pública en el Congreso del Estado, señaló que la detención y posterior arraigo del periodista representa una violación al derecho de libertad de expresión.

"A mí me parece que es un atropello, una violación a los derechos de libertad de expresión y de la gente del derecho a estar informado... me parece que es una represalia, porque obviamente estaban violando el reglamento de tránsito (los escoltas), me parece brutal la saña con la que están actuando por atreverse a criticar al Gobierno".

En este sentido calificó a Dávila Martínez como un "preso político" y dijo que el mensaje que envía el Gobierno del Estado es de cara a las elecciones del 2015.

"Creo que es un preso político, la acusación es ridícula, ningún periodista puede cometer el delito de halconeo si está haciendo su trabajo, es una falta de criterio del juez miope que otorgó el arraigo y es un abuso de poder total, debemos repudiar lo que está pasando...

"No es gratuito lo que está pasando, es un aviso de parte del gobierno que le está diciendo a los medios de comunicación que no va a tolerar críticas que afecten al Gobierno Estatal, con miras al próximo proceso electoral".

Por su parte, el dirigente del Partido Acción Nacional en Nuevo León, José Alfredo Pérez Bernal, lamentó la detención, calificándola de "injusta" y de "abuso de autoridad".

"Si esto le hacen a un reportero no me quiero imaginar lo que le harán a un ciudadano, debe haber una condena generalizada no sólo de los políticos, sino de la sociedad en su conjunto y de los periodistas inconformándose ante una situación de este tipo, porque se está usando la Procuración de Justicia para intimidar a los reporteros", señaló el dirigente panista.

"Que se acose así a un reportero tiene que ser condenable porque nos está dando una directriz hacia donde apunta un gobierno que tiene la piel muy delgada, y que ese autoritarismo ya no cabe ni en Nuevo León, ni en México", afirmó Pérez Bernal.

El pasado lunes, Dávila Martínez, quien tiene una trayectoria de 20 años como periodista, fue detenido y puesto bajo arraigo por escoltas del procurador de Justicia del Estado, Adrián de la Garza Santos. Su delito: fotografiar las camionetas del Procurador estacionadas en doble fila sobre la calle 5 de mayo, detrás del Palacio de Gobierno del Estado.