Destinará Congreso 4.3 mdp para aguinaldos

En diciembre, cada uno de los 41 representantes se llevará 105 mil 470 pesos por concepto de aguinaldo y prima vacacional, a lo que se suma su dieta mensual de 60 mil 50 pesos

Puebla

El Congreso del Estado destinará 4 millones 324 mil 294 pesos para el pago de fin de año de los 41 diputados locales, quienes recibirán cada uno 105 mil 470 pesos sólo por concepto de aguinaldo y prima vacacional, más su dieta mensual de 60 mil 50 pesos.

De acuerdo al tabulador de remuneraciones y deducciones mensuales del Poder Legislativo, el secretario general del Congreso local, José Norberto Rodríguez Medina, recibirá 136 mil 726 pesos de aguinaldo, cantidad superior a la que tendrán los diputados locales.

Mientras que un director de área, como el de Comunicación Social, recibirá como pago de aguinaldo 108 mil 534.99 pesos y 9 mil 103.60 de prima vacacional, lo que da un total de 117 mil 638 pesos, 12 mil 168 pesos más que un diputado local.

Cada uno de los diputados recibirá en diciembre un cheque por 96 mil 366.99 pesos como pago de su aguinaldo y 9 mil 103.60 pesos como prima vacacional, correspondiente a 30 días, por lo que podrán disponer de 105 mil 470 pesos para disfrutar las fiestas decembrinas.

Sin embargo, mensualmente los diputados gozan de partidas presupuestales adicionales por concepto de Apoyo Parlamentario y Gestión Social, con lo que llegan a llenar sus bolsas hasta con 200 mil pesos en un solo mes.

Los diputados reciben 48 mil 700 pesos mensuales de Apoyo Parlamentario y 83 mil 333.33 pesos del rubro de Gestión Social. Si se suman estas percepciones a su dieta mensual de 60 mil 50.42 pesos, cada diputado dispone de 196 mil 699 .03 pesos al mes.

Estos recursos los reciben íntegros, ya que no gastan en gasolina o en telefonía, pues para ello el Congreso del Estado les proporciona 4 mil pesos para gasolina y 615 pesos para pagar el servicio de telefonía mensual.

Cabe mencionar que el Congreso del Estado también paga los viajes que realizan los diputados al extranjero o al interior de la República, aunque están sujetos a un tabulador, los diputados pueden solicitarlo cuantas veces sea necesario, reportando gastos de 1.4 millones de pesos en viáticos.

La Ley de Contabilidad Gubernamental obligó a los diputados a hacer públicos estos gastos y percepciones, sin embargo se desconoce de qué manera los diputados comprueban los gastos, pues las facturas no están disponibles, incluso se desconoce por qué no están obligados por ley a presentar comprobantes.

“Al no estar prohibido por la ley no es ilegal”

Con el argumento de que no violentan la ley, las diputadas locales Elvia Suárez Ramírez (PRI) y Ana María Jiménez Ortiz (PAN), justificaron que el Congreso del Estado pague los salarios de un excandidato y un sobrino, respectivamente, quienes se desempeñan como sus asistentes.

Luego de que Milenio Puebla dio a conocer que sobrinos, hijos y excandidatos trabajan como asistentes en el Poder Legislativo con cargo al erario, la diputada Ana María Jiménez sostuvo que la Ley Orgánica del Congreso del Estado no prohíbe contratar a familiares.

“Al no estar prohibido por la ley no es una práctica ilegal”, enfatizó la panista, quien explicó que contrató a su sobrino Juan Antonio Ramírez Jiménez como su asistente a mediados de este año para que sustituyera a dos personas que dejaron el puesto.

Jiménez Ortiz reiteró que no incurrió en un acto de nepotismo, puesto que la norma que regula la vida del Poder Legislativo lo permite, sin embargo dijo que apoyaría reformas para no permitir que diputados contraten a familiares, como ocurre en la administración pública.

A pesar de que el salario de 7 mil 500 pesos que cobra su sobrino proviene de recursos públicos del Congreso local, la legisladora de Acción Nacional puntualizó “que cuando se manejan recursos públicos es cuando se debe tener cuidado de contratar o de gestionar algún asunto de interés personal, pero no es el caso”, puntualizó.

Por su parte, la priista Elvia Suárez defendió la contratación de Miguel Sánchez Reyes como su asistente debido a que ha demostrado capacidad, a pesar de haber contendido como candidato de la coalición Puebla Unida en las pasadas elecciones.

Ante las críticas por apoyar a una fuerza política contraria al PRI, Suárez Ramírez mencionó que las diferencias políticas en su partido se derivaron porque su cuñado participó como candidato a presidente municipal de Rafael Lara Grajales por la coalición Puebla Unida.

Consideró que incurriría en discriminación si despide a su asistente con el argumento de no simpatizar con su partido, el Revolucionario Institucional, por lo que minimizó las críticas de sus correligionarios.

IP: nepotismo genera mayor desconfianza en ciudadanos

El sector privado reprobó la práctica de nepotismo que existe en el Congreso local, por lo que consideró necesario que se aplique la transparencia y la responsabilidad social en el recinto Legislativo.

Luego que Milenio Puebla dio a conocer que familiares y amigos de diputados en el Congreso del estado forman parte de la nómina, por lo cual se erogan más de 3 millones de pesos al año, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Erich Junghanns Diestel, comentó que este tipo de acciones generan desconfianza a la ciudadanía.

"Consideramos que se deben tomar las medidas necesarias que impliquen para que las responsabilidades que caigan en este tema, sean tomadas en cuenta y se tomen medidas correspondientes".

Recalcó que este tipo de acciones se oponen a la congruencia y responsabilidad social de los legisladores al privilegiar a sobrinos, parejas sentimentales o hijos en diferentes posiciones laborales.

Abogó porque el Órgano legislativo actúe en consecuencia y se transparenten los recursos que se erogan para el pago de la nómina en el Congreso estatal.
"Considero que las medidas internas que se tengan que tomar deben salir a la luz y el que tenga cola que le pisen debe pagar por lo que haya hecho. Si la misma sociedad lo exige, consideramos que esa misma congruencia se tiene que restablecer y también lo que queremos es transparencia y que las cuentas sean claras", señaló.

Ya que la Ley Orgánica del Poder Legislativo no lo prohíbe, el Congreso local destina 307 mil 525 pesos para pagar los salarios de los asistentes de diputados, entre quienes se encuentran sobrinos, hijos novios y candidatos que participaron en la pasada elección constitucional.

Ibero: hay hartazgo de alimentar a una clase política sin resultados

El rector de la Universidad Iberoamericana Puebla, Fernando Fernández Font, aseguró que la sociedad está cansada de mantener a una clase política que no está dando resultados.

Ante la bolsa de 48 mil 700 pesos que recibe cada diputado local por concepto de Apoyo Parlamentario, recursos con los que pueden pagar el salario de asistentes, choferes y asesores por su propia cuenta, como lo refiere la Unidad de Transparencia del Congreso del Estado, Fernández Font pidió un reparto justo de recursos y llamó a los legisladores a dejar de pensar en intereses propios.

“Ya estamos hartos de estar alimentando a una clase política y que los rendimientos son relativamente pobres. Mientras más estemos alimentando a la clase con ese tipo de bonos, más estamos favoreciendo a la pobreza. Debería haber justicia, un equilibrio y pensar en todo el contexto de la sociedad y no sólo en los intereses de ellos”, comentó.

La Ley Orgánica del Poder Legislativo no  prohíbe a diputados locales contratar como personal de apoyo a sobrinos, hijos, novios y hasta candidatos de partidos opositores, cuyos salarios representan una erogación anual de 3 millones 690 mil 300 pesos.

El director de la maestría en Políticas Públicas del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) campus Puebla, Marlon Santillán Quiroz, criticó la entrega de recursos de manera discrecional por parte de los diputados locales, sin embargo, destacó que no existe alguna violación a la ley.

Aseguró que es una ofensa para la ciudadanía, que los diputados puedan contratar a familiares o amigos y pagarles del erario sin que haya una evaluación de los funcionarios.

Comentó que la ciudanía se molesta y se niega a colaborar cuando aprecia que sus recursos no son destinados de forma adecuada; y en  lugar de hacer eficiente el gasto de los recursos públicos, se destinan para cuestiones personales.

“Es una tradición de los legisladores. Ellos pueden repartir recursos. Esto está permitido ante la ley aunque nos duela. No se puede hablar de una violación a la ley. Se debe poner en transparencia lo que hacen los legisladores”, comentó.

Destacó que es viable realizar modificaciones a la ley  para que cada legislador explique el destino de recursos, sin embargo, los diputados siempre encontrarán la forma de beneficiar a amigos o familiares”, destacó.