En Chiapas serán mil 134 los maestros despedidos

Los integrantes de la coordinadora protestaron en cuatro entidades, donde advirtieron que no regresarán a las aulas ni permitirán que “personas ajenas” ocupen sus plazas.
Los inconformes marcharon por avenidas de Tuxtla Gutiérrez, sin que se reportaron incidentes.
Los inconformes marcharon por avenidas de Tuxtla Gutiérrez, sin que se reportaron incidentes. (Especial)

México

En Chiapas, mil 134 maestros serán despedidos por acumular cuatro días de falta consecutiva, luego de que desde el martes decidieron incorporarse al paro indefinido de labores al que convocó la CNTE.

Los mil 134 docentes de Chiapas se suman a los 3 mil 119 paristas de Guerrero, Michoacán y Oaxaca, con lo que la cifra asciende a 4 mil 253 maestros dados de baja en cinco días de protestas por la reforma educativa.

Los profesores dados de baja tienen 20 días hábiles para responder lo que a su derecho convenga al sumar los cuatro días de falta en un mes.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) informó que 96.8 por ciento de las escuelas en la entidad operaron y se registraron paros solo en 580.

En Oaxaca, "trabajó normalmente 99.5 por ciento de las escuelas y solo se reportaron paros en 580"; en Guerrero la actividad docente operó con "normalidad" en el 100 por ciento de la entidad; y en Michoacán, los planteles con clases pasó de 85 a 97.2 por ciento, con lo que solo siguen en paro 320 escuelas.

La SEP informó que con las cifras anteriores "ha regresado a la normalidad casi la totalidad de los planteles" .

Además hizo un "profundo reconocimiento a la responsabilidad y el profesionalismo de los maestros que sí acudieron a cumplir su deber".

No permitirán sustitutos

Dirigentes de la CNTE afirmaron que ellos "son los profesionales de la educación", por lo que no permitirán que "personas ajenas" sustituyan a los 4 mil 253 maestros paristas, despidos tras acumular más de tres faltas consecutivas

El magisterio disidente afirmó que "no tienen miedo" y que reforzarán el movimiento e incluso, amagaron con llagar al Zócalo de la Ciudad de México.

"Que nos pongan enfrente a los 4 mil maestros que están proponiendo. Somos los profesionales de la educación, los que hemos defendido siempre la educación y no vamos a permitir que lleguen personas ajenas. La CNTE no tiene que ser tocada en ningún momento", retó el líder de la sección 22 de la CNTE, Rubén Núñez.

Frente a la sede de la SEP, Núñez desconoció al titular de la dependencia, Aurelio Nuño, y reiteró la exigencia de un diálogo con el presidente Enrique Peña Nieto.

Insistió que nadie suplirá a los maestros paristas y que tras la decisión de las autoridades federales de despedir a 3 mil 119 paristas de Guerrero, Oaxaca y Michoacán (a los que se suman mil 134 de Chiapas), su plantón en Santo Domingo será indefinido y se reforzará a partir del lunes.

Continúan protestas

En Oaxaca, donde se reportó 99.3 por ciento de escuelas abiertas, la sección 22 de la CNTE afirmó que "los despidos y los descuentos no intimidan al movimiento. Nos negamos a ser oprimidos, no vamos a regresar a las aulas hasta tener respuesta a nuestro pliego petitorio. Tenemos el respaldo de la sociedad, los derechos no se mendigan, se conquistan porque nadie nos ha regalado nada".

Ayer, el departamento jurídico del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (Ieepo) desplegó brigadas para notificar el despido de los mil 379 docentes, proceso que se desahogará antes del 15 de junio.

Durante su asamblea estatal, los docentes acordaron enfrentar por la vía legal y de la movilización las medidas de la SEP, realizar una megamarcha, boicotear los periódicos y radiodifusoras y nombrar brigadas regionales o sectoriales para denunciar acoso laboral por parte del Ieepo, además de que no descartaron sabotear las elecciones.

El saldo de la jornada de protestas en la entidad dejó el bloqueo de los accesos del Ieepo y la toma de radiodifusoras locales; mientras que en algunas comunidades, grupos de padres de familia salieron a la calle a mostrar su apoyo a la sección 22; sin embargo, en la capital, brigadas de la CNTE acudieron a las escuelas que están trabajando y obligaron a los padres a firmar cartas de apoyo a su movimiento, amenazando con cerrar los espacios educativos.

En Chiapas, Pedro Gómez Bahamaca, secretario de Trabajos y Conflictos de la sección 7 del SNTE, señaló que los 26 mil maestros que anunció el gobierno para suplir a los paristas "no tienen el perfil pedagógico ni la preparación docente", por lo que anunció una megamarcha en la capital para el lunes.

El despido de más de un centenar de trabajadores de la educación de Guerrero tampoco menguó las movilizaciones de integrantes de la Ceteg, quienes le objetaron a la SEP que son más de 120 los profesores a los que tendrán que cesar "si se empeñan en reprimir a quienes respaldan el paro laboral indefinido".

Carlos Botello, integrante de la Ceteg, anticipó que no permitirán el despido de ninguno de sus compañeros, por lo que la próxima semana presentarán los primeros recursos legales contra lo que llamaron "una política laboral represiva".

La disidencia magisterial quemó notificaciones para la evaluación docente, tomó dos sucursales bancarias y bloqueó parcialmente la Autopista del Sol.

En tanto, en Michoacán, con mil 620 trabajadores cesados, el gobernador Silvano Aureoles, garantizó que no le temblará la mano para aplicar las disposiciones federales en materia educativa.

A pesar de que maestros de Veracruz no figuran en la lista de despidos, integrantes del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano y la coordinadora bloquearon oficinas de la Secretaría de Educación y marcharon en Córdoba, Orizaba y Ciudad Isla.

Con información de: Alejandro Madrigal, Óscar Rodríguez, Issa Maldonado, Javier Trujillo, Rogelio Agustín e Isabel Zamudio.