Desechan apelación contra Zedillo por caso Acteal en EU

La corte de apelaciones basa su decisión en la opinión del departamento estadunidense que sugiere que el ex presidente goza de inmunidad diplomática por los actos realizados en calidad de jefe ...
Ernesto Zedillo Ponce de León
Ernesto Zedillo Ponce de León

Ciudad de México

Una corte de apelaciones de Estados Unidos confirmó la decisión de un juez que desestimó el juicio contra el ex presidente Ernesto Zedillo Ponce de León por el caso Acteal.

La corte basa su decisión en la opinión del departamento de Estado de Estados Unidos que sugiere que Zedillo goza de inmunidad diplomática por los actos realizados en calidad de jefe de Estado.

En el sumario, la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito, con sede en Nueva York, "ordena y decreta que la orden de la corte de distrito sea confirmada".

En septiembre de 2011 diez personas en el anonimato que afirmaban ser víctimas de la masacre de Acteal presentaron una demanda contra el ex presidente ante una corte de Connecticut, Estados Unidos, estado donde vive Zedillo.

Los Janes y Johns Doe, nombres genéricos que se utilizan en las cortes estadunidenses cuando una persona no está identificada, solicitaban a Zedillo 50 millones de dólares como reparación del daño por la masacre en la que los demandantes perdieron a sus familias y en algunos casos vivieron ellos mismos.

El argumento era que el gobierno de Zedillo permitió, promovió y armó a grupos paramilitares en Chiapas para contra atacar al levantamiento zapatista. Uno de esos grupos paramilitares fue el responsable de la matanza de Acteal.

En el juicio en primera instancia el gobierno de Estados Unidos presentó una opinión a favor de la inmunidad diplomática de Zedillo. Algo parecido envió el gobierno mexicano.

Las víctimas demandantes presentaron un amparo en México contra la carta del embajador en Estados Unidos, que dicen, fue más allá de sus facultades.

En julio de 2013 el juez de distrito de Connecticut determinó que Zedillo gozaba de inmunidad diplomática, por lo que no podía ser juzgado y el caso fue desestimado. Esa decisión fue apelada por los demandantes.

Los demandantes aún podrían acudir ante la Suprema Corte de Estados Unidos, pero sus posibilidades de éxito son reducidas porque no existen casos similares que sienten un precedente.