Desconocen la investigación: PGR

El procurador deslinda a los padres de los normalistas de los grupos de infiltrados que realizan actos violentos.
El senador Emilio Gamboa acompaña al titular de la procuraduría.
El senador Emilio Gamboa acompaña al titular de la procuraduría. (Enrique Hernández)

Ocoyoacac

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, invitó a las organizaciones no gubernamentales a conocer la indagatoria del gobierno mexicano en el caso Iguala, en la que participan más de 100 peritos del país.

En rueda de prensa luego de asistir a la reunión plenaria de senadores del PRI para analizar la agenda legislativa, Murillo Karam sostuvo que las investigaciones llevadas a cabo por la PGR sobre los normalistas desaparecidos han sido abiertas y transparentes.

El funcionario federal sostuvo que ninguna de las organizaciones que han criticado (Human Rights Watch y Aministía Internacional) se han acercado a la dependencia a su cargo para solicitar información y solo han expuesto lo que dice una de las partes.

En ese sentido, reiteró que la investigación sobre el caso es abierta "porque no hay nada que ocultar" y manifestó su disposición a escuchar las inquietudes de quienes critican el trabajo científico de los peritos mexicanos.

—¿Su opinión sobre las expresiones de Human Rights Watch que cuestionan la investigación de la PGR?

—La mayoría de ellas ni siquiera la conocen, ni siquiera han visto la investigación. Oyeron a una de las partes.

"Las veces que quieran yo estoy a sus órdenes, he dicho que las investigaciones están abiertas, porque no hay nada que ocultar.

Sobre los presuntos infiltrados en las movilizaciones de familiares de los normalistas desaparecidos, Murillo Karam reiteró su solidaridad y respeto con los padres de familia, aunque reconoció que hay quienes están aprovechando la situación con otros fines.

—¿Sabe usted que haya infiltrados y si éstos quieran desestabilizar al gobierno?

—Yo a los padres de familia lo único que les dejo es mi solidaridad y mi respeto, bastante dolor tienen como para que todavía les digan cosas como éstas. Sí hay quienes pretenden utilizar el caso para otro tipo de fines y de propósitos. Los padres de familia bastante víctimas son como para que todavía los acusemos de algo.

El procurador aseveró que la jefa de la mafia que mató a los estudiantes de Ayotzinapa es María de los Ángeles Pineda Villa y su esposo, José Luis Abarca, es el segundo, por lo que pese a que hay grupos "interesados en aparentar que es un crimen de Estado" lo consignará por desaparición forzada, pues ese es el delito en términos estrictos de la ley.

Subrayó que ni el Presidente, algún gobernador o ningún juez ha indicado nada, por eso "no tengo ningún problema en consignar por este delito a un agente del Estado que afecta al propio Estado".

En el caso de la esposa del ex alcalde, dijo que se trabaja para acusarla no solo de lavado de dinero, sino de delincuencia organizada y se están rastreando testimonios en Estados Unidos que la ligan directamente con el manejo de la banda de Los Rojos.

Dijo que era importante para la PGR saber cómo llegaron los muchachos a Iguala, porque ya habían ido otros normalistas de Ayotzinapa, "que tampoco son hermanas de la caridad", a destruir buena parte del palacio municipal; en el caso de estos 43 iban a impedir un acto político y es cuando se da la instrucción de detenerlos.