Descarta Estado deuda para concluir carretera

El gobernador de Nuevo León indicó que ya tienen 700 millones de pesos en la REA que los utilizarán para comprar el derecho de vía donde construirán el tramo Cadereyta-Allende.

Monterrey

Argumentando que bursatilizarán los propios recursos de la Red Estatal de Autopistas (REA) y con ello generarán bonos para que los bancos les presten dinero y la garantía sean los ingresos, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón descartó que se vaya a pedir deuda para terminar el tramo de la Carretera Cadereyta-Allende.

El mandatario estatal dio a conocer que ya tienen 700 millones de pesos en la REA que los utilizarán para comprar el derecho de vía donde construirán el tramo carretero, por ello, insistió en la necesidad de que los diputados locales le aprueben la reestructura de la deuda para comenzar lo más pronto posible.

"Nosotros tenemos que ampliar el tramo carretero, nuestro proyecto es que los mismos recursos de la REA los bursatilicemos, o sea, que hagamos bonos para que un banco nos preste dinero y la garantía sean los ingresos, no es un tema de deuda.

"Le hicimos un planteamiento al Congreso de la reestructura de la deuda del Estado en la que está incluida la REA, la idea es que hagamos el tramo, nosotros tenemos una reserva en la REA de 700 millones de pesos que ya iniciamos la compra del derecho de vía, necesitamos el tramo para crecer", dijo.

El gobernador reconoció que la REA es un "gran negocio" para el Estado, pero justificó que las anteriores administraciones utilizaban el recurso para gastarlo en la administración y no en la construcción de más carreteras, por lo que en su administración no será así.

El lunes pasado, Eugenio Montiel Amoroso, presidente de la Comisión de Hacienda del Estado, indicó que el Gobierno Estatal alista una solicitud al Congreso local para renegociar créditos y contraer más deuda.

A reserva de la propuesta que se presente en el Poder Legislativo, el diputado priista indicó que las autoridades estatales buscan dar celeridad a las dos peticiones antes del 30 de abril.

La solicitud fue realizada informalmente por el secretario general de Gobierno, Manuel González, así como por funcionarios de la Tesorería y de la Red Estatal de Autopistas, la semana pasada.

Montiel explicó que el primer movimiento se trata de una renegociación de la deuda central, de unos 36 mil millones de pesos, para bajar tasas de interés y ampliarla a un plazo de 20 años.