Descarta Gobernación cambios a la reforma educativa

El líder nacional del PRI, César Camacho, aseguró que en la aplicación de la reforma educativa no hay lugar para los chantajes y las simulaciones.

México

La Secretaría de Gobernación no hará acuerdos al margen de la ley con la CNTE y tampoco que trastoquen el contenido de la reforma educativa, aseguró Miguel Ángel Osorio Chong.

“No vamos a llegar a ningún acuerdo que vulnere los alcances que requería este país, que requiere y que se tendrán que seguís construyendo a partir del esfuerzo de la propia Secretaría de Educación y las secretarías de los estados de la República”, expresó el secretario de Gobernación.

Como parte de los avances de la mesa de negociación que sostiene Gobernación con la disidencia magisterial, Osorio afirmó que “no hay absolutamente ningún acuerdo al margen de la reforma educativa, no tenemos absolutamente nada que ocultar, nada más que decir que las puertas de esta Secretaría seguirán abiertas para los acuerdos, para las negociaciones”.

Destacó que los acuerdos a los que se puedan llegar con la CNTE no lastimarán lo logrado con la reforma educativa y dejó en claro que “quien quiera siquiera tocar, trastocar la reforma, topará con pared, porque por supuesto que no se puede hacer nada que lastime nuestra norma constitucional”.

Tras encabezar la puesta en marcha de siete centros móviles de prevención de la violencia para los estados de Sinaloa, Veracruz y Guerrero, en colaboración con el Instituto Politécnico Nacional, el secretario de Gobernación afirmó que los integrantes de la CNTE deben entender que no habrá modificaciones a la reforma educativa como lo han planteado.

“No habrá ninguna modificación y en eso por supuesto que no habrá vuelta atrás. Nosotros estamos con toda la voluntad a quien quiera resolver el tema desde el punto de vista de la norma existente, no atrás de la reforma educativa”. estableció Osorio Chong.

“Sin lugar para chantajes”

El líder nacional del PRI, César Camacho, aseguró que en la aplicación de la reforma educativa no hay lugar para los chantajes y las simulaciones, por lo que su aplicación está en manos de los mandatarios locales.

“No hay lugar para el chantaje ni para el disimulo, la aplicación firme de la reforma educativa, además de ser un mandato legal, es un mandato moral, una generalizada exigencia social, corresponde a las entidades federativas hacer cumplir la Ley y sobretodo,  cumplir con las nuevas generaciones”, enfatizó.

Durante la inauguración del foro “¿Qué sigue después de la reforma educativa”, organizado por la secretaría de vinculación ciudadana del PRI, Camacho Quiroz dijo que ese partido está abierto al diálogo y respeta las diferentes posturas, sin embargo, enfatizó en que en la reforma el interés de la nación es brindar una mejor educación a las nuevas generaciones.

Camacho Quiroz consideró que el actual reto es poner en práctica los cambios a la legislación, de ahí que la propuesta de presupuesto de egresos del gobierno federal contiene un aumento en los recursos destinados a becas para estudiantes de escasos recursos.