Desarme de autodefensas debe ser sin prórrogas: diputados

El presidente de la Comisión de Seguridad Pública, Guillermo Anaya, instó a las autoridades a hacer valer sin complacencias el plazo para el desarme en Michoacán.
Guillermo Anaya, presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados.
Guillermo Anaya, presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados. (Tomada de Twitter / @memo_anaya)

Ciudad de México

El presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados, Guillermo Anaya, instó a las autoridades a hacer valer sin complacencias ni prórrogas el plazo fatal para el desarme de las autodefensas en Michoacán el próximo 10 de mayo.

Advirtió que cualquier grupo o persona que se niegue a dejar las armas estará fuera de la ley y deberá ser objeto de las acciones correspondientes, pues el gobierno no puede actuar al capricho de algunos.

“Si hay un grupo que no quiere ceder, pues ese grupo está actuando al margen de la ley y no debería ser complaciente el gobierno con ninguno de ellos”, puntualizó.

El legislador del PAN desdeñó asimismo la petición del líder de las autodefensas, José Manuel Mireles, para dialogar en forma directa con el presidente Enrique Peña Nieto y proponerle un aplazamiento del desarme, incluso por la vía de Skype.

Anaya remarcó que el comisionado federal para la Paz y el Desarrollo de Michoacán, Alfredo Castillo, ha mantenido las puertas abiertas al diálogo con Mireles y otros dirigentes, pero insistió en la necesidad de hacer cumplir el plazo para el desarme, sin “darle largas”, ni actuar a capricho de alguna persona.

El priista José Alberto Rodríguez, secretario de la Comisión de Seguridad Pública, secundó la posición y sostuvo que las autodefensas deben ceñirse al estricto cumplimiento de la ley, “y todo mundo tiene que entregar las armas”.

“Las circunstancias sobre las cuales ellos aparecen son particularidades que se han ido tratando una a una, (pero) existe ya un trato totalmente definido que vence el 10 de mayo”, indicó.

Rodríguez reconoció que el gobierno federal y las autoridades michoacanas estarán obligados a generar una mayor condición de seguridad para todos los habitantes del estado, una vez que los grupos de autodefensa entreguen las armas.

Por separado, el legislador perredista Alejandro Carbajal estimó que el gobierno federal deberá ser más tolerante con la demanda de las autodefensas de ampliar el plazo para la entrega de las armas, pues dicha acción podría dejarlos a merced de las organizaciones criminales en la entidad.