Derrota del PRI en elecciones debe llevar a la reflexión profunda: alcalde de Zapopan

Héctor Robles dice que entregará un municipio con finanzas sanas. Comenzará el despido de trabajadores supernumerarios.
Héctor Robles aplaudió que los ciudadanos hayan acudido a las urnas y subrayó que debe respetarse su voluntad.
Héctor Robles aplaudió que los ciudadanos hayan acudido a las urnas y subrayó que debe respetarse su voluntad. (Maricarmen Rello)

Guadalajara

La derrota del PRI en las elecciones de este domingo debe llevar a una reflexión profunda. "Los ciudadanos hablaron", dijo el alcalde de Zapopan, Héctor Robles Peiro, en entrevista con medios de comunicación.

Robles sostuvo que es inútil repartir culpas. "Es un ejercicio ocioso. Yo asumo lo que me corresponde como presidente municipal, en tanto que creo que hubo cosas importantes que se hicieron, fallas que se pudieron haber tenido, que pudieron haber incidido en la votación y bueno, con mucha humildad yo me siento comprometido a hacer un buen cierre de la administración", acotó. 

Inquirido sobre el triunfo de Pablo Lemus Navarro, en la elección a la presidencia municipal de Zapopan por el partido Movimiento Ciudadano (MC), respondió que "fue una elección muy interesante, con profundas reflexiones para todos", para el PRI, que dejará de ser gobierno en este y otros territorios de Jalisco, pero también para otros partidos políticos y actores públicos.  

"Debemos de entender que estamos viviendo parteaguas importantes en materia de entender la democracia del país, que nos ha costado mucho trabajo consolidarla, el gran ascenso de las candidaturas independientes, el voto de castigo, las profundas reflexiones de cómo las campañas se van moviendo cada vez más a temas como las redes sociales, de cómo la ciudadanía rechaza cierto tipo de publicidad", enumeró el primer edil. 

Sobre su sentir personal destacó "me llevo muchas reflexiones  y recibo el mensaje por parte de más de 160 mil ciudadanos que dan el voto a otro partido político que no es el mío". Y agradeció a los 120 mil que votaron a favor del PRI. Aunque admitió que como priista le duele perder, que su sucesor sea de otros partido es parte de la democracia.  

Aplaudió que los ciudadanos hayan acudido a las urnas y subrayó que debe respetarse su voluntad. 

El alcalde de Zapopan se declaró listo para iniciar el proceso de entrega-recepción. Prometió que entregará buenas cuentas a Pablo Lemus, con quien espera reunirse una vez que reciba su constancia de mayoría. Respondió que le entregará un municipio con finanzas sanas, con la deuda pública reestructurada, y aunque no detalló el monto, negó que esté en los mil 200 millones de pesos con que recibió la administración. 

"Es un monto bastante manejable, el trabajo más pesado fue la renegociación de la deuda que nos mejoró calificaciones crediticias. Se hizo en esta administración lo que nos va liberar al alcalde entrante recursos y flujo en efectivo", sostuvo.

Además, anunció que comenzará el despido de trabajadores supernumerarios, sin precisar la cantidad, a fin de tener suficiencia económica hacia los últimos meses del año. 

"No lo vamos a dejar (a Lemus) ahorcado... sería muy irresponsable de nuestra parte", finalizó.