Derechos Humanos pone 'alerta temprana'

Llama la atención en municipios en los que se reanudarán las clases el próximo lunes.

Oaxaca

Ante el riesgo latente de enfrentamientos entre padres de familia y maestros de la sección 22, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) determinó emitir una “alerta temprana” para que los 570 municipios de la entidad en donde se espera que finalmente inicie este lunes el ciclo escolar, se pueda realizar en un ambiente pacífico.

Arturo Peimbert Calvo, presidente de la DDHPO, aseguró que esta alerta busca garantizar la seguridad de los más de 13 mil estudiantes de la entidad, en especial en 15 municipios que han sido identificados como “focos rojos” ante el descontento de los padres de familia.

“Si ya hay un agravio a la educación en todos los órdenes, pero en particular no haber recibido clases durante tanto tiempo, hay que imaginar el daño que causaría que ahora los niños sean espectadores de conatos violentos en sus comunidades, eso dañaría el tejido social y el desarrollo integral de los niños, por eso la prioridad es generar la concordia comunitaria”, puntualizó.

Peimbert aseguró que buscarán distribuir la alerta temprana en cada uno de los municipios de la entidad antes del domingo, fecha en que se realizan las asambleas comunitarias en donde se estaría definiendo el recibimiento a los maestros de la sección faltistas.

Peimbert añadió que dichos municipios se encuentran ubicados en las regiones de Valles Centrales, en algunos municipios de la Sierra Sur y la Mixteca, así como en la Costa de Oaxaca; sin embargo, aseguró que identificar los municipios podría prejuzgar o alentar una condición.

En este sentido reconoció que si bien la presencia de la sección 59 en las escuelas ubicadas en estos puntos es un elemento importante para que se presenten hechos violentos el próximo lunes, el descontento y la apertura de escuelas por parte de los padres de familia es considerado el principal detonante.

Asimismo informó que la defensoría, a petición de 10 escritos presentados por padres de familia, ha integrado tres quejas enfocadas a la violación al derecho a la educación, las cuales reconoció que no necesariamente derivarían en una recomendación que sí podría generar una responsabilidad directa a las autoridades.

Si bien celebró el retorno a clases y la recuperación del ciclo escolar, destacó la importancia de garantizar la reparación del daño, lo que, aseguró, requiere de que las autoridades estatales informen de los mecanismos que se adoptarán para evitar que se genere otro “colapso educativo”.

Durante la sesión de consejo de la DDHPO se acordó la creación itinerante de una defensoría en materia educativa que se encargaría de obtener una visión general sobre el impacto negativo del conflicto magisterial en los niños de Oaxaca.

“En el anterior presupuesto ya se había solicitado, pero no fue tomado en cuenta; sin embargo, a raíz de estas dinámicas de conflicto en el estado, esperamos que durante el próximo proceso legislativo los diputados aprecien el valor de este tipo de actividades”, agregó Peimbert.