“Derecho al pataleo”, pedir explicación a EU: Aureoles

El diputado perredista dijo que reclamar a Estados Unidos por espiar al presidente Enrique Peña Nieto y al ex mandatario Felipe Calderón no va a llevar a ningún lado.
Archivo Milenio
(Archivo)

Ciudad de México

El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, desestimó la exigencia de explicaciones y disculpas de Estados Unidos por espiar a Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, al considerar que ese reclamo no va a llevar a ningún lado.

“De que es ilegal, pues sí es ilegal, sin duda, pero estas solicitudes de explicaciones y posturas enérgicas, miren, con todo respeto, es el derecho de pataleo (…). Esto de que una explicación, está bien, que la pida la Cancillería, pero sinceramente yo no veo que llegue a ningún otro lado; entonces, pues hay que seguirle haciendo al engabanado, de que hay que pedir la aclaración, pero la disculpa, para empezar, nunca nos la van a dar”, puntualizó.

Como ejemplo citó el caso de la reacción de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quien amagó con llegar hasta “las últimas consecuencias”, sin que hasta ahora haya conseguido explicaciones, ni disculpas del gobierno estadunidense.

Por ello y en referencia a la irritación por el espionaje de las agencias de la Unión Americana en México, Aureoles dijo: “Esto no va a llegar a mucho, porque Estados Unidos espía a todo mundo, no sé por qué nos sorprendemos”.

Por separado, el líder parlamentario de Movimiento Ciudadano, Ricardo Monreal, calificó de tibia, mediocre y timorata la posición del gobierno mexicano ante la confirmación de que Estados Unidos espió el correo electrónico del ex presidente Felipe Calderón, así como los mensajes de texto del teléfono de Enrique Peña Nieto.

“La Cancillería y el gobierno mexicano han actuado como timoratos, como unos empleados indignos del gobierno norteamericano, no tienen dignidad ni aplomo ni tampoco sobriedad republicana, es una pena que lo soslayen, que lo generan, de tal suerte como que quisieran que rápido se pasara y dejar que nos sigan espiando el gobierno norteamericano. Es muy grave la reacción del gobierno mexicano, muy tibia”, puntualizó.