Diputada de Valles pide regular cirugías plásticas

Delia Guerrero, propuso una reforma a la Ley de Salud en San Luis Potosí, para establecer que los cirujanos plásticos cuenten con cédula profesional que ampare sus estudios como especialistas.
La diputada Delia Guerrero Coronado.
La diputada Delia Guerrero Coronado. (Imelda Torres)

Ciudad Valles

Para reducir los riesgos a quienes son sometidos a cirugías plásticas, la diputada Delia Guerrero Coronado presentó una iniciativa en la que se obligaría a quienes las realicen, a que cuenten con cédula profesional y una especialidad en la materia. El año pasado una policía ministerial murió cuando le hacían una liposucción.

Guerrero Coronado, del Distrito XII de Ciudad Valles propuso en el Congreso Local una reforma al artículo 71 Quáter de la Ley de Salud del Estado de San Luis Potosí, para establecer que los profesionales de la medicina que realicen intervenciones quirúrgicas con fines estéticos y de reconstrucción, deban contar con cédula profesional que ampare sus estudios como médico especialista en la materia, expedida por instituciones debidamente reconocidas.

"En el país la legislación al respecto es muy corta o no es muy clara, a pesar de que se han hecho importantes intentos por regular esta especialidad de la medicina, recordemos el caso de Miriam Yukie Gaona la "mata bellas" en Guadalajara, que se ostentaba como médico cirujano para hacer tratamientos estéticos a base de sustancias de uso prohibido, que dañaron a varias personas", refirió.

Dijo que a muchas les han inyectado aceite de cocina, de bebé y hasta de automóviles y que actualmente algunas mujeres están siendo tratadas en el Hospital General de México en la clínica de enfermedad por modelantes y en ocasiones no hay otra opción que amputarlas y en otros casos, fallecen.

La Secretaría de Salud en San Luis Potosí no tiene cifras de médicos con licencia para hacer estas cirugías, pero sí ha recibido reportes de pacientes que han quedado deformes porque les inyectaron aceites u otros líquidos extraños en el rostro, busto, glúteos, teniéndose el caso más reciente de una mujer policía que murió en una clínica de belleza donde era sometida a una liposucción.