Defienden diputados reforma a ley ferroviaria contra monopolios

Aseguran que el proyecto no sólo restablece el control del Estado sobre el sector, sino que además combate las prácticas monopólicas de los concesionarios.
El Palacio de San Lázaro.
El Palacio de San Lázaro. (Especial)

Ciudad de México

Diputados federales del PRI, PAN y PRD salieron a la defensa de las reformas a la Ley del Servicio Ferroviario aprobadas la semana pasada en el Palacio de San Lázaro y sostuvieron que dicho proyecto no sólo restablece el control del Estado sobre el sector, sino que además combate las prácticas monopólicas de los concesionarios.

En conferencia de prensa, los integrantes de la Comisión de Transportes de la Cámara de Diputados rechazaron que las modificaciones a la ley reglamentaria contribuyan a la “privatización salvaje” de los ferrocarriles, como aseguró la senadora perredista Dolores Padierna.

La minuta avalada por mayoría en la Cámara de Diputados prevé garantizar la interconexión de las vías férreas y asegurar condiciones de competencia en el servicio, así como poner fin a la exclusividad territorial de los concesionarios y establecer bases de regulación tarifaria del transporte de carga.

Considera, además, la revocación de las concesiones por incurrir en prácticas anticompetitivas, como las de impedir y limitar el uso de servicios de interconexión y de terminal o evitar que las vías funcionen como rutas continuas de comunicación.

“En este momento las empresas (ferrocarrileras) tienen territorialidad, es decir, nadie puede pasar por su territorio (…); es como si dijéramos que en el Distrito Federal no se vende Coca, sino nada más Pepsi, pues en los territorios solamente puede operar una sola empresa, ninguna otra, y si alguien tiene que transportar una carga de Oaxaca a Chihuahua, pues debe contratar con las dos empresas: un tramo con una y el tramo con la otra”, afirmó el legislador priista Abel Guerra, autor de la iniciativa de reformas.

De acuerdo con un análisis distribuido entre los diputados federales del PRI, la reforma a la Ley del Servicio ferroviario en ningún momento viola los títulos de concesión de 1997.

Más aún, advierte, “los concesionarios no han cumplido con lo estipulado en los títulos de concesión en materia de desarrollo e inversión, (pues) desde que se desincorporó del Estado el servicio ferroviario sólo se ha incrementado en 40 kilómetros la red, además de que la tarifa de carga se ha incrementado entre cuatro y ocho veces en los últimos doce años”.

El documento detalla que 80 por ciento de los 23 mil 804 kilómetros del sistema ferroviario en funcionamiento es operado por dos concesionarios: Kansas City Southern y Ferromex, las cuales gozan de exclusividad en el manejo de las vías como monopolios regionales.