Defiende Gil Zuarth creación del INE; no es un golpe dramático al sistema, dice

Tras afirmar que no es un golpe mediático al sistema, el senador del PAN aseguró que existe una tendencia en el país a empatar la organización de los procesoe electorales
El senador del PAN, Roberto Gil Zuarth defendió la creación del INE
El senador del PAN, Roberto Gil Zuarth defendió la creación del INE (Milenio)

Puebla

El senador Roberto Gil Zuarth sostuvo que la desaparición de los organismos electorales no representa un golpe dramático al sistema político del país, debido a que existe una tendencia a empatar la organización de las elecciones en los estados.

Al dictar una conferencia ante alumnos del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Puebla, Gil Zuarth defendió la propuesta de reforma política de Acción Nacional, la cual deberá ser aprobada antes que la reforma energética del presidente Enrique Peña Nieto, condicionó.

Subrayó que con la creación del Instituto Nacional de Elecciones (INE) no se perderá la facultad de los estados para decidir sobre su propio régimen político, puesto que está enfocada a centralizar en un solo organismo la organización de las elecciones a nivel técnico, con la finalidad de garantizar imparcialidad en los resultados.

A manera de recuento, el senador panista refirió que anteriormente el registro de los electores era facultad de los estado, pero actualmente el Registro Federal de Electores está centralizado al Instituto Federal Electoral (IFE). En 2008, los tiempos electorales en radio y televisión de los partidos políticos fueron encargados al IFE.

Además, recordó, en todo el país las entidades deberán empatar los calendarios electorales con la finalidad de evitar duplicar los esfuerzos institucionales para organizar elecciones.

"El IFE tiene una estructura burocrática y las instituciones locales también, entonces no parece un golpe dramático al sistema electoral mexicano al empatar las estructuras, porque históricamente la tendencia es empatarlos", subrayó.