Declina Aguirre regresar a gobernar

El mandatario estatal con licencia presentará una solicitud al Congreso para ampliarla hasta el fin de su mandato. “Primero está la paz y la estabilidad de Guerrero”, señala.
Durante su mandato ocurrió la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.
Durante su mandato ocurrió la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. (Héctor Téllez)

México

A dos días de que concluya su licencia al cargo de gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, confirmó que no pretende regresar ni poner a alguna persona en su lugar.

En conversación con Carlos Puig, vía telefónica, Aguirre aseguró que en los próximos días presentará al Congreso local su petición para que se renueve la licencia a fin de que se prolongue hasta el fin de su mandato.

En los últimos días, el gobernador interino Rogelio Ortega declaró que según su información, Aguirre tenía intención de retomar el cargo al vencer su licencia. Después, Ortega indicó que otra de las posibilidades era la intención de Aguirre de nombrar al senador Sofío Ramírez como secretario de gobierno, para volver a pedir licencia y, según dijo, el aguirrismo volviera a gobernar el estado. Sin embargo, Aguirre descartó esa información: "Ni una ni otra", dijo.

"No me he involucrado ni lo haré en el proceso electoral, señaló, lo primero es la paz y la estabilidad de Guerrero. Jamás seré pretexto para la confrontación en mi estado", dijo en una breve conversación con Puig.

Aguirre pidió licencia al cargo el 24 de octubre del año pasado en medio de la crisis provocada por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala la noche del 26 de septiembre y la madrugada del 27.

El escándalo del aguirrismo se desbordó a principios de febrero, cuando la PGR detuvo a Carlos Mateo Aguirre Rivero y Luis Ángel Aguirre Pérez, hermano y sobrino respectivamente del gobernador con licencia, por el presunto desvío de 287 millones 12 mil 594 pesos del erario estatal y federal.

Además del hermano y sobrino de Aguirre, cuatro personas más fueron aprehendidas por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita y fueron trasladados al penal de máxima seguridad del Altiplano en el Estado de México.

La Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República informó que los detenidos recibieron recursos públicos del erario local y federal sin tener vínculo corporativo o relación comercial con empresas que obtuvieron contratos de obra pública en esa entidad.

Lo que se descubrió fue que Carlos Mateo Aguirre, como ex secretario de despacho del consejo de asesores del gobernador con licencia Ángel Aguirre, y los demás ex servidores públicos triangularon los recursos, mismos que eran depositados en cuentas bancarias personales.

Los detenidos recibieron el dinero ilegalmente a través de las empresas Constructora Traversa, Comercializadora 2003 y Comercializadora Topacio de Comisión Federal de Electricidad, Banobras, Tesorería de la Federación, Comisión Estatal de Agua, Comisión Estatal de Seguridad Pública y Comisión de Infraestructura Carretera y Aeroportuaria de Guerrero.

Posteriormente, la PGR detuvo a los hermanos Víctor Ignacio y Henry Paul Hughes Alcocer, cercanos a Aguirre, y a quienes se les abrió una investigación por su presunta participación en ese mismo delito.