¿Por qué el DF es finalista en el Desafío de Ciudades?

Contribuyeron la generación de biogás, el uso de Metrobús y Metro, el funcionamiento de la red Ecobici, reforestación y conservación de suelos, además de programas y leyes ambientales.
El programa Ecobici ha contribuido a disminuir los niveles de contaminación en la Ciudad de México y es uno de los logros que sustentaron la candidatura del DF en el Desafío Ciudad de la Hora del Planeta.
El programa Ecobici ha contribuido a disminuir los niveles de contaminación en la Ciudad de México y es uno de los logros que sustentaron la candidatura del DF en el Desafío Ciudad de la Hora del Planeta. (Tomada de Facebook)

Ciudad de México

La Ciudad de México es una de las 34 finalistas en el Desafío de Ciudades de la Hora del Planeta, gracias a los buenos resultados del Programa de Acción Climática de la Ciudad de México 2012, entre otras acciones realizadas contra el cambio climático.

La Secretaría de Medio Ambiente capitalina inscribió a la ciudad y explicó las acciones emprendidas hasta el momento, así como los planes instrumentados, entre ellos la producción de biogás en el Bordo Poniente, con lo que se espera alimentar 60 por ciento del alumbrado público del Distrito Federal.

Requisitos para participar en el desafío son contar con un plan integral de adaptación al cambio climático funcional y que sea posible cuantificar los logros de las acciones implementadas: la reducción de siete millones de toneladas de bióxido de carbono, o CO2, entre 2008 y 2012.

De esa reducción, 62 por ciento proviene del sector transporte. Esas 4.79 millones de toneladas de CO2 que no se emitieron a la atmósfera fueron alcanzadas, en parte, gracias al Metrobús y a la red Ecobici.

"La estrategia del Gobierno del Distrito Federal es implementar una nueva línea de Metrobús anualmente", dice Jorge Fuentes, director de Comunicación Social de la Sedema, "ya que de esta forma se sustituyen los microbuses, que son una de las principales fuentes de contaminantes".

La red Ecobici del DF está considerada como uno de los tres sistemas de transporte ciclista más importantes del mundo y se espera que este año amplíe su ruta hacia Benito Juárez. "Con la red Ecobici, sustituyes viajes que realizarías en auto", dice Fuentes.

Otro de los programas exitosos ha sido la reforestación y protección de los suelos de conservación, ya que gracias a ello se cuenta con más defensas contra las modificaciones del clima. Gracias a esta medida, en el periodo mencionado, se redujo la emisión de 893 mil toneladas de CO2.

La conservación del suelo también ha sido posible gracias a la manejo de microcuencas para el desarrollo rural, que con la declaratoria de 33 barrancas como área de valor ambiental en 2012, se vio fortalecido.

El manejo de residuos en la planta de composta del Bordo Poniente, ayudó a reducir 1.18 millones de toneladas de CO2 y con la generación de biogás se ayudará a reducir el consumo energético.

Alumbrado en vías principales

Otro de los logros por los que la ciudad llegó a la final del desafío es la reducción en 25 por ciento del consumo de energía eléctrica en el alumbrado de las avenidas principales y el Centro Histórico, así como una reducción de 10 por ciento en el consumo de energía del Metro.

También fueron considerados los programas de educación ambiental impartidos por el GDF y la creación del Centro Virtual de Cambio Climático de la Ciudad de México.

A ello se suman la promulgación de la Ley de Mitigación y Adaptación al Cambio Climático y Desarrollo Sustentable en 2011 y el Programa de Acción Climática de la ciudad, que fue el primer instrumento de planeación para crear políticas públicas enfocadas en combatir el cambio climático en todo el país.

La siguiente etapa del plan está en elaboración y abarcará de 2014 a 2020; pondrá énfasis en la adaptación de la ciudad para los efectos del cambio climático.

"Ya no solo es reducir, sino adaptar la cuidad a los cambios del clima y las lluvias, a todo lo que provoca el cambio climático. En términos de calidad del aire, la meta es muy ambiciosa, es reducir 25 por ciento las emisiones de carbono negro y partículas suspendidas", dice Fuentes.

El plan es elaborado por la Sedema, en colaboración con la Fundación Bloomberg y el Centro Mario Molina.

La campaña para reducir las emisiones de carbono negro comenzó este mes y tiene entre sus planes brindar un mayor acceso al diesel de bajo contenido de azufre, que es la fuente principal de ese tipo de contaminantes.

Actualmente, el Metrobús utiliza ese tipo de diesel, que se tiene que importar especialmente para ese fin.