Culpan a Ugo por "tronar" negocio de parquímetros

El gobierno encabezado por el alcalde de SP deshace trato de APP hecho en la gestión anterior, cuyo fin era un organismo público descentralizado que administrara los aparatos.

San Pedro Garza García

Lo que para el ex alcalde Mauricio Fernández Garza apuntaba a ser un negocio productivo de San Pedro Garza García, fue truncado ahora por la actual administración municipal, así lo señaló el testigo del inicio del proyecto de parquímetros, Ciro Espinosa Garza, quien fungía como director jurídico de San Pedro en 2009 y después se convirtió en asesor legal de Fernández Garza.

“A la entrada de Mauricio Fernández a la alcaldía en 2009, la empresa Iberparking S. A. de C. V. propuso un negocio a la administración sampetrina”, contó Espinosa Garza.

Para saber si éste tenía futuro, el entonces munícipe le permitió a la compañía realizar estudios para dimensionar las posibilidades de colocar en San Pedro un negocio de parquímetros, relató.

En julio de 2010 entra la Ley de Asociaciones Público Privadas para Nuevo León, dijo, la cual quedaba como anillo al dedo al proyecto. Sin embargo, agregó, el entonces alcalde quiso hacer una licitación, que luego se quedaría sin efectos.

“Entra San Pedro Meters, indemniza a Iberparking y se queda con el proyecto, para ello habían transcurrido tres años de la administración porque el contrato de asociación pública privada con Meters es de finales de la administración de Mauricio”, apuntó el litigante.

Lo que buscaba el ex alcalde Fernández Garza, contó, era un negocio productivo seguro, sin necesidad de que entraran funcionarios públicos a administrarlo porque sabía que era un riesgo.

“Los parquímetros eran necesarios en San Pedro sobre todo en ciertas zonas como el Centrito para darle movilidad a los estacionamientos y negocios, los estaban pidiendo a gritos los comerciantes y prestadores de servicios.

“Pero la actual administración municipal decide deshacer el trato de asociación público privada, porque hace números y resulta que es un proyecto que el municipio puede manejar directamente, es más atractivo ‘todo el dinero para mí’”, comentó.

Fue ahí cuando el “temor” de Mauricio se hizo realidad, apuntó, al momento de que la actual administración quiere hacerse cargo de un negocio que no conoce. 

“Era el temor que tenía Mauricio cuando se acercó Iberparking con la propuesta, quien dijo ‘si lo manejamos como un proyecto propio del municipio lo más seguro es que se desbarranque porque no tenemos ni la experiencia, ni el conocimiento, ni el personal capacitado ni sabemos nada del tema, es mejor concesionarla’.

“La experiencia que tenía Mauricio y como un político experimentado en la administración pública, y tenía razón Mauricio porque el proyecto tronó”, refirió. 

Pese a posicionarse como un proyecto polémico, mencionó Espinosa Garza, Fernández Garza sabía que el servidor público regularmente está muy ocupado con el trabajo diario y no tiene tiempo para la planeación.

“Está con la vista clavada en lo que está sucediendo ahorita y no tiene tiempo para voltear y ver y planificar allá”, mencionó.

Según Espinosa Garza, como ya se había estudiado, lo ideal es que Parquímetros de San Pedro se constituyera como un organismo público municipal descentralizado, con un Consejo de Administración de no más de cuatro o cinco personas.

“Debe ser un buen negocio, pero no manejado por la administración pública central, porque los servidores públicos están muy ocupados, tienen una carga muy fuerte de trabajo y no tienen cabeza para atender un negocio productivo de esta naturaleza que se sale de sus funciones naturales de administración pública”, señaló.