“Cuídate de esta bola de cabrones”

La sesión de ayer estuvo llena de contrastes; sin embargo, terminó con abrazos entre los legisladores de todos los partidos.
El panista Juan Bueno Torio.
El panista Juan Bueno Torio. (Octavio Hoyos)

México

Apenas rindió protesta como nuevo presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, el perredista Silvano Aureoles recibió la advertencia: “Cuídate de esta bola de cabrones”.

Palmeándole la espalda y en medio de risas, el panista Juan Bueno Torio le dio ese consejo, lo felicitó y le deseó suerte.

Aureoles aceptó la sugerencia y, viendo hacia las curules priistas, cuestionó al legislador del PAN: “¿De cuales cabrones, de estos?”

—Nooo, de todos —respondió Bueno Torio, riendo a carcajadas y sin dejar de abrazar al perredista, quien minutos antes estrenaba el cargo retratándose con sus hijas, Elizabeth y Sofía, en lo alto de la tribuna.

La sesión de ayer en San Lázaro, donde la Cámara de Diputados quedó formalmente instalada, fue de contrastes.

Se lamentó la muerte de la legisladora Irma Elizondo, por quien se guardó un minuto de silencio, pero al final de la sesión las legisladoras del PRD, encabezadas por Martha Lucía Micher, cantaron las mañanitas entre las curules a su nuevo coordinador, Miguel Alonso Raya, por sus cumpleaños número 60.

Otros, como el ex coordinador panista Luis Alberto Villarreal, optó por emitir su voto para la integración de la mesa directiva y abandonó el salón de plenos antes de concluir la sesión.

Aleida Alavez, quien pretendía ocupar la presidencia de la mesa directiva y que al final obtuvo un vicepresidenta, participó durante toda la sesión, rindió protesta, pero se abstuvo de votar.

En tanto, la también perredista Martha Lucía Micher comentó entre las curules su pesar por el hecho de que no fuera una mujer quien ocupara la presidencia de la mesa directiva; sin embargo, celebró al mismo tiempo que en ese órgano legislativo se haya logrado la equidad, al estar conformado por seis hombres y seis mujeres.

A su vez, los coordinadores de PRI,  PAN, PRD, PVEM, Nueva Alianza y Movimiento Ciudadano, reconocieron el desempeño de José González Morfín al frente de San Lázaro.

Unos fueron muy efusivos al referirse a la gestión del panista. Su coordinador, José Isabel Trejo,  señaló que para su bancada es un orgullo su desempeño; el priista Manlio Fabio Beltrones calificó a González Morfín de digno representante del Congreso, al destacar su talento y bonhomía.

Por su parte, el ecologista Arturo Escobar dijo que González Morfín fue “un presidente de excepción y un caballero de la política” a quien se le va a extrañar.

El mismo Aureoles, quien ocupó el lugar del panista, minutos más tarde reconoció su tolerancia profesionalismo y madurez política; mientras, Sanjuana Cerda Franco de Nueva Alianza agradeció el trato respetuoso e institucional del panista.

El coordinador de Movimiento Ciudadano fue más breve y se limitó a expresar “una sincera felicitación”.

Desde su lugar y aún como presidente de la mesa directiva, González Morfín agradeció cada expresión de respaldo con leves movimientos de cabeza y, juntando ambas manos sobre su pecho, dio paso a la votación para la nueva conformación de dicha instancia legislativa.

Luego de rendir protesta, Aureoles pronunció un discurso en el que pareció querer dejar atrás el estigma del PRD, de ser el promotor de las tomas de tribunal, para asumir el compromiso de conducirse de una manera receptiva “y con toda la disposición para encausar el debate en el marco de la legalidad y de las reglas de la política”.

La sesión, que duró 40 minutos, concluyó con abrazos entre los diputados.