Cuestionan falta de decisión sobre matrimonios igualitarios

El filósofo Félix López Ruiz y Tirso Medellín, fundador de la Comunidad Filosófica Monterrey, refieren que los diputados no deben "quitarse de encima" la responsabilidad de tomar decisiones y ...
Matrimonios gay. Archivo
(Milenio Digital)

Monterrey

La decisión de establecer el matrimonio igualitario en el estado se vuelve a poner sobre la mesa.

El tema fue propuesto por el Congreso del Estado al realizar una mesa de trabajo el pasado jueves, donde diputados, abogados y activistas propusieron su punto de vista en una de las varias mesas de trabajo a realizarse en los próximos meses.

El filósofo Félix López Ruiz y Tirso Medellín, catedrático y fundador de la Comunidad Filosófica Monterrey, expusieron que el cumplimiento de los derechos humanos debe ser cumplido independientemente de cuestiones privadas, en este caso las preferencias sexuales.

Como uno de los "puntos de acuerdo" de la mesa de trabajo fue generar una consulta pública con respecto al tema, para Félix López Rocha los diputados no pueden desligarse de la responsabilidad por tomar decisiones trascendentes para la sociedad regiomontana.

Indicó que esta clase de consultas deben ser revisadas, pues se prestan para polarizar a la opinión pública, en este caso a través de redes sociales.

"Se polariza a la opinión pública a través de sus encuestas en redes sociales, da la impresión que quieren hacer un show mediático, que lo que buscan es distraer la atención y obtener un resultado que presumiblemente ya esperan", comentó López Ruiz.

Incluso, refirió que los diputados no deben "quitarse de encima" la responsabilidad de tomar decisiones y legislar.

"La toma de decisión debe ser de ellos (diputados), los derechos humanos no pueden ponerse a votación. Ellos rehúyen a su responsabilidad de legislar en temas, por decirlo, polémicos", critica.

Por su parte, el filósofo Tirso Medellín señala que es positivo que este tipo de temas sean discutidos de manera pública. Refirió que es necesario que exista un replanteamiento y reconsideración de la figura del matrimonio.

"Desde la filosofía hay una idea que llaman 'esencialista' de lo que es el ser humano y el 'bien' digamos, pero esas visiones tienen caer en imposiciones moralistas, de una moralina o de doble moral", apuntó el fundador de la Comunidad Filosófica Monterrey.

Destacó que el discurso y las posiciones deben saber distinguir entre la moral –entendida como una moralina- y una verdadera ética que permita mejores condiciones sociales para la convivencia humana.