Cuestiona Cabildo de SC reforma para conductores ebrios

El alcalde santacatarinense, Víctor Pérez Díaz, indicó que realizarán un análisis previo a la homologación debido a que algunas normas cuentan con vacíos legales.

Santa Catarina

El Cabildo de Santa Catarina cuestionó este viernes las reformas  aprobadas por el Congreso local relacionadas con los conductores ebrios.

Toda vez que a los municipios les tocará homologar sus reglamentos, el síndico segundo, Isaac Manuel Mejía Cedillo, detalló en asuntos generales algunos cuestionamientos que serán enviados al Congreso local.

En entrevista posterior, el alcalde de Santa Catarina, Víctor Pérez Díaz, mencionó que se realizará un análisis previo a la homologación debido a que algunas normas cuentan con vacíos legales.

"Trae muchos vacíos, trae muchas incertidumbres, trae muchas imprecisiones que se deben aclarar", destacó el munícipe.

Agregó que el municipio de Santa Catarina se reunirá con asociaciones civiles para presentar observaciones al reglamento con el Consejo Ciudadano de Seguridad.

"Obviamente pediremos que se haga del conocimiento del Congreso nuestras dudas al respecto de esas leyes por las cuales tendríamos que adecuar nuestro reglamento de Tránsito", mencionó.

Aunque Pérez Díaz dijo que el municipio está dispuesto a modificar sus reglamentos, añadió que esperarán la respuesta de los legisladores a sus dudas.

"El Congreso o los diputados tendrían que cambiar ciertos artículos porque ese articulado en un momento dado nos pudiera obligar a algo de lo que estamos fuera de nuestras posibilidades económicas o de facultades", comentó.

El munícipe destacó que una de las complicaciones con las nuevas normas es quién será el qué llevará el control de la reincidencia. 

"Al parecer ahora la reincidencia se la dejan parcialmente a cada uno de los municipios, pero si la reincidencia se da en Escobero y es de Santa Catarina queremos saber cómo vamos a controlar eso", dijo.

Al respecto, sugirió que fuera el Instituto de Control Vehicular la dependencia encargada de concentrar los datos de los reincidentes.

Específico que también buscan aclarar en qué consiste el tratamiento para un conductor ebrio sancionado, quiénes lo brindarán, así cómo quién lo pagaría.

"No estamos criticando de manera destructiva, nosotros tenemos propuestas para construir en un momento dado una mejor ley para lograr una homologación efectiva y socialmente aplicable", destacó.

Tras la aprobación de las reformas a las leyes que sancionan a los conductores en estado de ebriedad, se otorgó a los municipios un plazo de 60 días para homologar sus reglamentos.