Se deslinda PRI de actos de Cuauhtémoc Gutiérrez

El dirigente nacional César Camacho indicó que no desean involucrarse en un asunto que es individual, por lo que solo colaborarán con las autoridades, aportando pruebas para la investigación.
El líder del PRI, César Camacho
Camacho dijo que la prioridad del partido es trabajar para recuperar los espacios perdidos en el DF. (Héctor Téllez)

Ciudad de México

El dirigente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, tomó distancia respecto a las presuntas actividades del ex líder del partido en el Distrito Federal, Cuauhtémoc Gutiérrez, de contratar mujeres para favores sexuales, al indicar que este no es un asunto que competa a la organización política sino que es individual.

"Ahora frente a los hechos que se han dado a conocer lo que ha hecho el PRI es dejar en claro que este no es un asunto del partido las conductas penales son conductas personales y cada uno a titulo de persona le tiene que hacer frente", dijo en entrevista radiofónica con Joaquín López Dóriga.

El líder nacional del partido indicó que hasta el momento no cuentan con ninguna evidencia al respecto, pero "no significa que no exista", por lo que ante los hechos el CEN del PRI decidió separar del cargo a Gutiérrez, quien aceptó y pidió licencia mientras se realizan las investigaciones.

Camacho Quiroz dejó en claro que el partido político no desea involucrarse en un asunto que no le corresponde, salvo para ayudar a las autoridades a aportar pruebas para el esclarecimiento de los hechos.

"Yo creo que cada persona responde de sus actos personales, en nuestro caso no es un asunto en el que queramos involucrarnos, salvo para ayudar a las autoridades competentes para el esclarecimiento pronto y eficaz de los hechos sin que tenga la autoridad por un lado, ni seguir una consigna, ni tratar a alguien con ventaja", puntualizó.

Deseó a Cuauhtémoc Gutiérrez que le vaya bien y que eche mano de los argumentos y pruebas a su alcance para la investigación.

Reconoció que este hecho podría generar un impacto negativo a la opinión pública que se traduciría en resultados poco alentadores en los comicios locales, por lo que señaló que de la mano de Laura Arellano, quien quedó al frente de la dirigencia del partido en el DF, trabajarán para cambiar el panorama.

"Nuestra responsabilidad será hacer planteamientos importantes, interesantes, alearnos con la sociedad y demostrar que hay más de un color partidario en el Distrito Federal, a eso nos dedicamos y dedicaremos con Laura Arellano al frente de la dirigencia del PRI en el DF", destacó.