La Cuauhtémoc, con enorme potencial en materia económica, señala Monreal

Es el centro cultural del Distrito Federal, dice el candidato de Morena a la jefatura delegacional.
Durante la entrevista en MILENIO Televisión.
Durante la entrevista en MILENIO Televisión. (Martín Salas)

México

La delegación Cuauhtémoc es la tercera con más presupuesto en la ciudad, con casi 2 mil 538 millones de pesos, y además es el centro cultural del Distrito Federal que necesita ser rescatado, señaló el candidato de Morena a la demarcación, Ricardo Monreal.

En entrevista con Carlos Marín en El asalto a la razón, de MILENIO Televisión, aseguró que los habitantes de la demarcación están cansados de todo lo que ocurre.

Además, dijo, es una delegación con crecimiento de movilidad, de política social, económico y de inversión y desarrollo, pues incluso representa 21 por ciento del producto interno bruto de todo el DF, “tiene un potencial enorme en materia económica”.

También habló sobre el audio que circula en redes sociales en el que indica que se debe hacer un contrato simulado sobre las prerrogativas que se gastan en propaganda, como mupis y bardas.

Monreal señaló que es su voz la que se escucha, pero que se obtuvo por medio de una grabación ilegal, incluso enfatizó que la expresión “simulación quizá sea desafortunada”.

Sobre el audio dijo que se hizo desde el GDF y acusó al secretario de Gobierno, Héctor Serrano.

DERECHO A DENUNCIAR

Héctor Serrano negó las acusaciones y señaló que se reserva el derecho a denunciar cuando concluya el proceso electoral, porque es una calumnia.

Manifestó que en la ciudad les interesa que gane la democracia, que se desborde a través del voto y que no contribuirá a los comentarios que hacen sobre él, pues entiende que se da en la efervescencia electoral.

“En el gobierno de la ciudad nos conducimos no solo con estricto apego a la legalidad, sino también con honestidad y me parece que no solamente hay que cumplir con la ley. Hay que tener la convicción moral para hacerlo, me parece que los actos de espionaje son detestables, es una práctica que no debe darse, que no la compartimos y, por supuesto, quien acusa tiene la carga de la prueba”, enfatizó Serrano.

“Quien hace una acusación sin ofrecer prueba ante los ojos de cualquiera está calumniando, y por supuesto en mi calidad de servidor público estaré en la posición de hacer valer mi derecho una vez pasado el proceso electoral.

“No vamos a usar descalificativos, pero me parece que en nuestro  caso somos una izquierda prudente y nos mantendremos así, insisto, cualquiera que acuse que lo haga ante la instancia legal pertinente y si no hay pruebas es una calumnia”, señaló.